Hugo Solano C..   4 febrero
Los tres sentenciados este martes en Desamparados por el asesinato de tres individuos en un búnker en Aserrí, salieron esposados y con grilletes en los pies.Fotografía: José Cordero.

El Tribunal Penal de Desamparados condenó a 20 años de prisión cada uno a los hermanos, Eliseo y Johnny Rodríguez Tablada y a Renzo Franchuá Valverde Mendez, por un asesinato triple ocurrido en el precario Primero de Mayo situado en Aserrí.

La decisión de castigarlos no fue unánime, pues el juez Asdrúbal Quirós Pereira se apartó del criterio de sus colegas Esteban Amador Garita y Freddy Calderón Chaves, al aducir que un solo testigo no era suficiente para determinar la responsabilidad de los imputados.

Al final, con el criterio mayoritario, los tres fueron declarados culpables de tres delitos de homicidio simple, luego de que la Fiscalía aportara pruebas en las que les atribuía la responsabilidad.

El inicio de la lectura se retrasó debido a que el traslado de los imputados desde las celdas en La Reforma en San Rafael de Alajuela tardó más de lo previsto.

El juez Esteban Amador, indicó que la declaración anticipada que se tomó al testigo, de apellido Romero, fue contundente en el sentido de que conocía a los tres imputados, conocidos como los Chuckis y los vio con armas de fuego a los tres disparando indiscriminadamente contra el grupo de adictos.

Romero pudo escapar y resultó ileso.

Cuando se estaba justificando el fallo, los sentenciados solicitaron salir de la sala de juicios y ser devueltos a las celdas, lo cual fue autorizado por los jueces que siguieron la lectura luego de que los tres sentenciados abandonaron la sala.

La investigación se desarrolló dentro de la causa 16-026154-0042-PE.

Detalles del caso

Los hechos se remontan al 15 de octubre de 2016 en el caserío conocido como Primero de Mayo, cuando los sujetos ingresaron armados a un búnker y dispararon.

Esa vez perdieron la vida Heiner Anselmo Ortiz Concepción, de 36 años; Braulio Luis Parra Parra, de 45 y Jorge Luis Navarro Vargas, de 40, este último falleció cuando lo atendían en el hospital y los otros dos en el sitio del tiroteo.

A raíz de la agresión resultó herida Andrea Fernández Fernández, de 37 años, quien fue trasladada al Hospital San Juan de Dios para su recuperación.

El criterio de Fernández también fue tomado en cuenta para la sentencia que se dictó este martes.

La captura de Johnny Rodríguez, de 26 años, ocurrió el 20 de julio del 2017 en una vía pública en Jacó, Garabito. Durante la captura se logró decomisar una pistola y evidencia importante para el caso.

Su hermano Eliseo, de 21 años, cayó el 17 de julio en una vía pública de Tirrases de Curridabat.

Los hermanos tienen antecedentes por robo agravado, agresión con arma de fuego, violencia doméstica, tentativa de homicidio y portación ilícita de arma de fuego.

Luego fue capturado Renzo Valverde, de 22 años, quien era vecino de Aserrí.

Líos por drogas originaron la agresión que fue planificada por los sujetos.

La sentencia condenatoria integral será leída el 11 de febrero en los Tribunales de Desamparados.

La lectura estaba programada para las 8 a. m. pero comenzó poco antes de las 10 a. m. Los jueces Asdrúbal Quirós, Esteban Amador y Freddy Calderón tuvieron a cargo el debate. Foto: José Cordero.