Katherine Chaves R.. 15 septiembre, 2020
El sospechoso, de 20 años, fue detenido luego de que la Policía logró rescatar a la menor embarazada de un sector montañoso de Esparza a donde el joven la había llevado. Foto: Cortesía OIJ
El sospechoso, de 20 años, fue detenido luego de que la Policía logró rescatar a la menor embarazada de un sector montañoso de Esparza a donde el joven la había llevado. Foto: Cortesía OIJ

Un joven pasará los próximos tres meses en prisión preventiva por golpear y retener durante dos días, en un sector montañoso, a una muchacha de 17 años con seis meses de embarazo.

La Fiscalía Adjunta de Puntarenas confirmó que el juez acogió, el viernes por la tarde, la solicitud planteada en contra del sujeto, de apellidos Rosales Campos, de 20 años.

A Rosales Campos se le atribuyen los delitos de amenazas contra mujer, privación de libertad, ofensas a la dignidad y maltrato.

El incidente comenzó el 7 de setiembre, cuando la adolescente solicitó medidas de protección en contra del hombre, a quien identificó como su novio, pues aseguró que era víctima de agresiones constantes.

La mujer, entonces, se fue para la casa de sus padres en Esparza.

Dicha situación no fue bien recibida por Rosales, quien el 8 de setiembre interceptó a la menor cuando esta caminaba, a eso de la 1 p. m., por el barrio.

Ahí, la agredió verbalmente y la tomó por la fuerza y se la llevó camino a la casa de los papás de él, quienes viven en ese mismo sitio.

Tras altercados entre ellos, el 9 de setiembre, la forzó a irse con él hacia un sector montañoso que colinda con la propiedad de los progenitores de Rosales, dijo la Policía Judicial.

Hasta antes de ese momento, nadie había alertado a las autoridades sobre lo que estaba ocurriendo.

No obstante, la mamá del sospechoso dio aviso a la madre de la ofendida cuando observó a su hijo llevarse a la joven. Entonces, la segunda mujer interpuso una denuncia ante la Fiscalía.

El Ministerio Público, a su vez, informó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ), el cual inició un operativo de búsqueda el 9 de setiembre.

Dicha acción debió suspenderse ese día por razones climatológicas. Al día siguiente, a eso de las 4 p. m., los agentes lograron rescatar a la menor y detener a Rosales.

A la adolescente la trasladaron al Hospital Monseñor Sanabria, en Puntarenas, para realizarle un chequeo, mientras que al sospechoso lo trasladaron a la Fiscalía.