Vanessa Loaiza N.. 10 enero

(Video) OIJ captura a jefe de seguridad del MOPT por desaparición de equipos para chalecos antibalas

El jefe de seguridad del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) y un instructor policial fueron detenidos este viernes como sospechosos de sustraer los componentes más importantes de los chalecos antibalas que utilizan en esa dependencia.

Los hombres fueron identificados por la Oficina de Prensa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) como de apellidos Bermúdez Castillo, de 43 años, (el jefe) y un extranjero de apellido Sterling, de 45 años.

Este último, un exmilitar de origen estadounidense, se desempeñaba como instructor policial y contaba con un carné del MOPT que le permitía tener acceso a todas las dependencias de ese ministerio.

A ellos se les vincula con la sustracción de 30 pares de páneles balísticos. Estos páneles son un tipo de armadura corporal que va debajo de la tela del chaleco e impide el paso de las balas.

El jefe de seguridad, de apellido Bermúdez, fue detenido en su casa en San Ramón de Alajuela. Foto: OIJ
El jefe de seguridad, de apellido Bermúdez, fue detenido en su casa en San Ramón de Alajuela. Foto: OIJ

Según el reporte del OIJ, el caso se remonta a agosto del 2019, cuando Bermúdez acudió a una jefatura del MOPT a reportar la supuesta desaparición de 10 pares de páneles balísticos. A partir de ahí se presentó una denuncia en el OIJ por robo.

En ese mismo mes, este hombre se apersonó en la oficina de la Armería del MOPT donde le solicitó a los empleados que le firmaran el recibido de otros 20 pares de páneles. Sin embargo, les indicó que luego llevaría los dispositivos, pues en ese momento estaba realizando otras diligencias y no los llevaba consigo.

Los funcionarios firmaron el documento de recibido basados en la confianza, pero el sospechoso nunca entregó los páneles.

La Policía Judicial estima entonces que Bermúdez estaría ligado a la sustracción de los dispositivos, en asocio con el estadounidense, que contaba con un permiso, firmado por el jefe de seguridad, para entrar y salir del MOPT sin que le revisaran el carro.

Wálter Espinoza, director del OIJ, precisó que la causa se sigue por el presunto delito de peculado.

El mismo castiga con prisión de 3 a 12 años al funcionario público que sustraiga o distraiga bienes cuya administración le hay sido confiada, según establece el artículo 361 del Código Penal.

El extranjero, de apellido Sterling, cayó cuando intentaba salir del país por la frontera de Paso Canoas. Foto: OIJ
El extranjero, de apellido Sterling, cayó cuando intentaba salir del país por la frontera de Paso Canoas. Foto: OIJ
Los operativos

Las acciones para capturar a ambos hombres fueron ejecutadas este viernes por la Sección de Hurtos del OIJ.

Bermúdez fue detenido a las 8 a. m. en su casa de habitación en San Ramón de Alajuela. En el sitio los oficiales decomisaron un arma 9 mm, un chaleco antibalas, documentos de interés y un teléfono celular.

En tanto, Sterling fue capturado a las 7 a. m. cuando intentaba salir del país por la frontera de Paso Canoas (colindante con Panamá). Sobre él ya pesaba una alerta de la Policía Internacional (Interpol).

Al mismo tiempo, se allanó la casa del extranjero, en Granadilla de Curridabat, donde los policías encontraron un panel balístico, un arma .40, 2 gorras, una que dice Fuerza Pública y otra con las iniciales del MOPT así como miles de municiones.

En total, se decomisaron 2.717 municiones de calibres .40, 9 mm y escopeta 12.

El MOPT informó de que Bermúdez está suspendido con goce de salario (desde una fecha no precisada) mientras avanza la investigación administrativa por este caso.

Este viernes, durante la pesquisa, también se allanaron dos sedes administrativas del Ministerio, en San José, que se relacionan directamente con el caso.

Espinoza agregó que todavía “quedan algunos otros flancos de investigación que están en proceso”, y se debe remitir toda la prueba al Ministerio Público para que determine la situación jurídica de estos dos hombres “y se pronuncie respecto de otros sujetos que podrían estar vinculados”.

Comparecencia en la Contraloría

El nombre del jefe detenido este viernes había trascendido años atrás, cuando tuvo que comparecer en el 2015 en la Contraloría General de la República por el robo millonario de 215 pistolas de la Policía de Tránsito.

Además de Bermúdez, acudieron otros funcionarios de apellidos Jiménez, Quirós, Aymerich y Chavarría.

A la convocatoria faltó otro hombre de apellido Ugalde, quien ya estaba pensionado.

A todos se les investigó para determinar si hubo alguna falta administrativa por el robo de las pistolas, ocurrido el 30 de enero del 2012 en una bodega de la Policía de Tránsito, en Plaza González Víquez.