Yeryis Salas. 20 junio
El juicio se realizó en el Tribunal Penal de Alajuela. Foto: Archivo.
El juicio se realizó en el Tribunal Penal de Alajuela. Foto: Archivo.

Jorge Solera Martínez fue condenado a diez años de prisión por sedar taxistas de carga para robarles sus pertenencias.

La sentencia la dictó este jueves el Tribunal Penal de Alajuela, que declaró a Solera culpable de dos delitos de robo simple con uso de violencia.

Los hechos ocurrieron el 12 de setiembre del 2013 y el 13 de marzo del 2014. En ambos casos, el imputado contactó a los taxistas de carga, y en el camino les dio un refresco con benzodiacepinas (clonazepam o diazepam), medicamentos que se usan como relajante muscular.

Al tomar la bebida, las víctimas quedaron sedadas, y Solera aprovechó para robarles dinero en efectivo y celulares.

En el primer caso, el viaje fue de Grecia hacia Alajuela, trayectoque aprovechó el sentenciado para robarle un reloj al conductor y la carátula del radio del vehículo.

En la segunda oportunidad, el trayecto se realizó entre Alajuela y Heredia, y el imputado se robó el radio del carro.

La investigación se desarrolló dentro del expediente 13-000603-0075-PE. Mientras la sentencia queda en firme, Solera permanecerá en prisión preventiva.