Carlos Arguedas C.. 4 noviembre, 2019
La sentencia la dictó la mañana de este lunes el Tribunal de Juicio de Turrialba. Foto: Rafael Pacheco
La sentencia la dictó la mañana de este lunes el Tribunal de Juicio de Turrialba. Foto: Rafael Pacheco

Los ataques sexuales en contra de su expareja le costarán 38 de prisión a un vecino de Turrialba.

Adris Coromoto Quintero Rivas, de 39 años, fue condenado por tres delitos de violación por el Tribunal de Juicio de aquella ciudad.

El condenado estudió gestión empresarial en un colegio universitario y residía en barrio Margot, en el centro de Turrialba, Cartago.

La oficina de prensa del Ministerio Público, informó de que los dos primeros hechos delictivos ocurrieron en febrero y mayo del 2013 y el último, a finales del 2014. Eso sucedió luego de que la víctima y el imputado terminaran la relación.

Durante el juicio, el Ministerio Público demostró que Quintero aprovechó conocer información personal de la ofendida para chantajearla y pedirle que regresara con él, o en caso contrario, revelaría lo que sabía de ella.

Asimismo, con base en testimonios y otros elementos probatorios se pudo verificar que Quintero, bajo esas amenazas logró en dos ocasiones llevar a la mujer a un hotel de la zona, donde la violó.

Posteriormente, el último hecho ocurrió en la casa de la víctima que se ubica en La Suiza de Turrialba. En ese momento en la vivienda estaba un hijo de la mujer.

Mientras la sentencia queda en firme, el hombre pasará seis meses en prisión preventiva. Para los jueces la privación de la libertad se justifica por la alta pena impuesta y el peligro de que el sentenciado intente escapar del país.