José Andrés Céspedes. 17 febrero
González Meza cumplirá prisión preventiva por los próximos seis meses, hasta que la sentencia quede en firme. Fotografía José Cordero
González Meza cumplirá prisión preventiva por los próximos seis meses, hasta que la sentencia quede en firme. Fotografía José Cordero

Un hombre de 40 años fue condenado la tarde de este lunes a 12 años de prisión por haber violado a su cuñada menor de edad.

La Fiscalía Adjunta del II Circuito Judicial de San José demostró que el hombre, identificado como Lester González Meza, sacó provecho de la cercanía que tenía con la ofendida por su relación familiar.

La sentencia fue dictada por el Tribunal Penal de la zona el miércoles pasado, por hechos que se investigaron dentro del expediente 13-003354-0175-PE, los cuales ocurrieron en noviembre del 2013 en el barrio Quesada Durán, ubicado en Zapote.

Con las pruebas aportadas en el debate, el Ministerio Público acreditó que en ese momento la víctima tenía 16 años de edad y vivía con su hermana y con González, quien era compañero sentimental de esta.

El imputado cometió la violación un día que se encontraba a solas con ella; dos días después, la joven presentó la denuncia respectiva que permitió iniciar la investigación.

El acusado cumplirá prisión preventiva por los próximos seis meses, hasta que la sentencia quede en firme.

Viola a sobrina menor de edad

La semana pasada, un hombre también fue acusado de violar a una de sus parientes menor de edad, en ese caso su sobrina, por lo que el Tribunal Penal de Limón lo sentenció a 36 años de prisión.

Los jueces de la localidad acogieron las pruebas aportadas por la Fiscalía Adjunta de Limón en contra del hombre, identificado como Asunción Pérez Ortiz, quien fue declarado culpable de cometer dos violaciones y cuatro abusos sexuales en perjuicio de su sobrina, cuando ella tenía ocho años.

De acuerdo con la acusación de la Fiscalía, los hechos ocurrieron en el 2013, en el barrio Coral, en Limón, en la casa de la ofendida. El Ministerio Público probó que el hombre se encontraba viviendo ahí, por lo que aprovechaba la cercanía familiar para cometer los delitos.

Tiempo después, luego de una clase de ciencias en la escuela, la niña le comentó a su mamá lo que el imputado le había hecho. En razón de ello, interpusieron una denuncia ante la Fiscalía, la cual resultó con la condena de Pérez.

Mientras la sentencia adquiere firmeza, el imputado permanecerá seis meses en prisión preventiva