Judiciales

Hermanos se declaran culpables de asesinar a estudiante de Medicina en Heredia

Homicidio ocurrió en una verdulería ubicada en la vía principal de Mercedes Norte

Dos hermanos de origen cubano se declararon culpables de asesinar a Daniel Piñar Sena, un estudiante de Medicina de 33 años de edad, de nacionalidad brasileña, quien tenía cinco años de vivir en Costa Rica. El homicidio ocurrió el 9 de noviembre del 2020 en Mercedes Norte de Heredia.

Darien Ávalos Pérez y Dubray Ávalos Pérez aceptaron la culpabilidad en un proceso abreviado en el que fueron condenados a 13 años de prisión.

El Tribunal Penal de Heredia los sentenció por el homicidio simple del estudiante y por una tentativa de homicidio simple en contra del dueño de una verdulería ubicada en la vía principal de Mercedes Norte. La condena de primera instancia, emitida el pasado 28 de setiembre, fue ratificada recientemente.

El día de los hechos, a las 8:30 a. m., los hermanos Ávalos tuvieron un problema con el dueño de la verdulería, de apellido Zúñiga. Uno de ellos trabajaba en el negocio y llegó ebrio a laborar junto a su hermano. El propietario les dijo que se fueran; como los hermanos no querían irse, el comerciante tuvo que llamar a la Policía Municipal para que salieran del lugar.

Minutos después, el estudiante Daniel Piñar llegó a conversar con el dueño de la verdulería, pues tenían mucha amistad. El brasileño también era socio de un lavacar cercano.

Según el Ministerio Público, los amigos estaban conversando cuando regresaron los hermanos Ávalos con ganas de pelear y golpearon al propietario de la verdulería. El brasileño defendió a su amigo y, en la gresca, uno de los hermanos lo hirió con un arma blanca en el pecho, lesión que le causó la muerte en el lugar.

Daniel Piñar Sena, brasileño que fue asesinado de una puñaladas en Mercedes Norte de Heredia. Foto cortesía María Alejandra López.

Los imputados huyeron, pero poco después fueron detenidos por la Policía Municipal de Heredia. Desde ese momento, fueron recluidos en prisión preventiva.

La jueza Laura Patricia Chinchilla Rojas determinó que los hermanos son responsables de un delito de homicidio simple por el cual les impuso 10 años de cárcel y de un delito de tentativa de homicidio por el cual los condenó a tres años.

Daniel Pinar era hijo del médico costarricense Elvin Piñar Alvarado que se había trasladado hace más de 35 años al municipio de Arapiraca, en el estado de Alagoas, Brasil, lugar donde labora. Allí conoció a Rosa Lucía Piñar Enriquez con quien contrajo matrimonio y tuvieron varios hijos.

Daniel se vino a Costa Rica hace unos cinco años con la finalidad de estudiar Medicina pues quería ser ginecólogo. En nuestro país convivía con Alejandra López con quien tuvo un hijo, que hoy tiene tres años. Esta costarricense en una entrevista que concedió al periódico La Teja, en marzo pasado, dijo que perder a Daniel ha sido el golpe más duro de su vida y eso le significó empezar de cero luego de haber formado una familia junto al amor de su vida.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.