Judiciales

Hermano de tico encarcelado en Panamá: ‘Está resignado; asumió que se contagiará de covid-19 y morirá lejos de su familia’

Justicia señaló que cierre de fronteras frenó todas las repatriaciones pendientes; parientes de reo en suelo panameño aseguraron que condiciones en esa cárcel son "precarias" y que no reciben atención médica

La situación de Alexánder Badilla, de 53 años, es complicada. En 2016 fue condenado en Panamá a diez años de prisión por narcotráfico.

Fue recluido en la cárcel Nueva Joya, en el vecino país, y allí ha ido descontando su sentencia. Hace un par de meses atrás, comenzó a formular la posibilidad de repatriarse; sin embargo, pese a que avanzaba de forma positiva, la pandemia por el nuevo coronavirus la frenó completamente.

Esa situación lo obliga, entonces, a permanecer en un centro penal en el que ya existen casos confirmados.

Según dijo su hermano, Jorge Badilla, en una entrevista con La Nación, al 1.° de junio, había 228 casos positivos de esa enfermedad en esa infraestructura carcelaria.

“Mi hermano está resignado; él ya asumió que se contagiará de covid-19 y que morirá lejos de su familia. Escucharlo decir eso es duro para la familia, para todos, sobre todo porque si eso pasa, ni siquiera nos podríamos traer el cuerpo para enterrarlo acá”, lamentó.

Lo más preocupante para los familiares de Alexánder es que, según el propio reo les ha contado, la atención médica a lo interno de las prisiones es “precaria”.

“Si ni siquiera le han dado una pastilla para un dolor de muelas que tiene, menos que van a poder atenderlo si le da covid-19″, comparó el pariente.

Aunado a eso, aseguró Badilla, no existe una separación entre los reclusos contagiados y los que están sanos.

“Otro costarricense que también está preso en esa cárcel nos ha contado que debe compartir espacio con otro que tiene covid-19. Eso es una injusticia y por eso queremos levantar la voz, porque queremos que traigan con vida a todos los costarricenses”, señaló.

Badilla mencionó que, por el momento, tiene conocimiento de siete presos que están en ese centro penal; todos, supuestamente, con la repatriación aprobada, pero suspendida por la pandemia.

Estas solicitudes de regreso al país natal se realizan bajo el marco de la Convención Interamericana para Cumplimiento de Condenas Penales en el Extranjero, el cual Costa Rica suscribió en 1998.

Cualquier privado de libertad puede solicitarlo, no tiene que cumplir con algún requisito puntual, ya que estas petitorias se hace basándose en la calidad de su nacionalidad y no así del delito que cometió.

Lo único que sí es necesario es que el recluso exprese su consentimiento para el traslado.

¿Sin nada que hacer?

Desde hace unos seis meses, aproximadamente, comenzaron con los trámites para pedir la repatriación de su hermano, quien era un pescador puntarenense y a quien no han visto desde que cayó preso.

Jorge Badilla aseguró que todo transcurría de forma normal, al punto de que supuestamente hasta fue aprobada. “Lo único que falta es que lo traigan”, enfatizó.

Sin embargo, como los países cerraron fronteras para evitar el contagio de covid-19, dichas repatriaciones fueron suspendidas hasta nuevo aviso.

Badilla reprocha esa decisión ya que, consideró, se están pisoteando los derechos humanos de su hermano y el resto de compatriotas.

“Esto no es un tema de que queremos que los traigan para acá y que los liberen. No. Esto es un tema de salud, de que los traigan a Costa Rica y que descuenten aquí lo que deben descontar, pero con la tranquilidad de que es menos posible el contagio”, recalcó.

La viceministra de Justicia, Viviana Boza Chacón, por su parte, mencionó que están con las manos atadas ante estos casos.

“Justicia ha realizado de forma diligente el proceso para poder traerlos, pero por la covid-19, se suspendieron los vuelos y Costa Rica ha tenido que suspender repatriaciones, no solo de Panamá sino de todos los demás países.

“Eso sí, tenemos la certeza de que los presos en Panamá no son portadores de covid-19, lo cual nos alegra, porque significa que el gobierno panameño está tomando todas las medidas del caso”, comunicó Boza.

Sin embargo, eso es refutado por Jorge Badilla al asegurar de que tiene hasta videos en donde se ven “las penurias” en las que están los ticos en las cárceles del país vecino.

“Panamá dice que están bien atendidos y la Cancillería confía. Los mismos prisioneros dicen lo contrario y basta con hablar con ellos”.

Por eso es que el hermano del recluso insiste en buscar soluciones. “El hecho de que las fronteras estén cerradas no significa que se puede pasar por encima de los derechos humanos y constitucionales de nuestros compatriotas”.

Para él, una forma de cumplir con las repatriaciones sería hacer un vuelo humanitario. “Esto, insisto, es un acto de humanidad”.

Se pidió criterio a la embajadora de Costa Rica en Panamá, Gioconda Ubeda Rivera, quien dijo que estaba en total disposición de brindar declaraciones.

Eso sí, indicó que primero se requería el visto bueno del Ministerio de Relaciones Exteriores sobre el asunto; no obstante, al cierre de esta nota, no se había obtenido respuesta de la gestión en ese despacho.

Situación en Nicaragua

A finales de mayo, se dio a conocer que el Consulado tico en Nicaragua hizo una gestión para que 26 costarricenses encarcelados allá fueran traídos a Costa Rica.

Se desconoce quiénes son y su perfil criminal.

En aquel momento, Justicia informó de que estaban a la espera de la respuesta del gobierno de ese país. En caso de que permitieran el traslado, se recibirían bajo los protocolos para evitar contagio de covid-19, el cual consiste en mantenerlos aislados durante 14 días.

Un mes después, el Ministerio aseguró que las autoridades nicaragüenses “no han entregado los expedientes de las personas que, eventualmente, serían remitidas al país”.

Katherine Chaves R.

Katherine Chaves R.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Bachiller en Periodismo en la Universidad San Judas Tadeo.

LE RECOMENDAMOS

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores para comentar sobre el contenido de los artículos, no sobre los autores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.