Judiciales

Grupo habría usado una constructora y un tajo para lavar dinero

Presunto líder había sido detenido en dos ocasiones en el 2019 cuando viajaba en un auto con $30.000 y ¢16 millones. Otros cuatro sospechosos fueron capturados este miércoles.

Cuatro personas fueron detenidas este miércoles como sospechosas de conformar una organización dedicada al lavado de capitales en la provincia de Limón.

Según la pesquisa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), al parecer los involucrados recibían dinero de actividades relacionadas al narcotráfico y para lograr legitimarlo habrían usado una empresa constructora y un tajo en el Caribe.

De momento, luego de 12 allanamientos, las autoridades capturaron a tres hombres que responden a los apellidos Watson Lawrence, de 37 años; Ulate Montero, de 45 años; Chaverri Barahona, de 41 años y una mujer apellidada Barboza Orias, de 43 años.

Las incursiones policiales fueron realizadas la madrugada de este miércoles en Westfalia, Beverly, Liverpool y Limón centro y en ellas no solamente se allanaron viviendas, sino también bufetes de abogados y un complejo deportivo.

El presunto líder del grupo no fue capturado en los operativos de la madrugada, según confirmó la Policía Judicial. Además, tampoco trascendió el monto que se presume habrían legitimado.

Origen de esta causa

De acuerdo con la versión preliminar de las autoridades judiciales, en mayo y octubre del 2019 oficiales de la Policía Administrativa realizaron retenes en vía pública de Limón y en ellos detectaron a un hombre que circulaba con altas sumas de dinero.

En la primera oportunidad portaba una suma cercana a los $30.000 y en la segunda, más de ¢16 millones.

En ambas ocasiones el sujeto, apellidado Martínez Martínez, no pudo comprobar la procedencia de los recursos, por lo que los oficiales dieron aviso al OIJ y se decomisó el dinero, quedando este en manos del Ministerio Público mientras se justificaba su procedencia.

Posterior al decomiso, el hombre entregó documentos al Ministerio Público de Limón para justificar la procedencia del dinero, momento donde se inicia la investigación por parte de la Sección de Legitimación de Capitales.

“La sección de lavado de dinero cuando empieza las investigaciones logra determinar que el presunto líder Martínez Martínez estaba vinculado con un predio que había sido allanado en el año 2018 y que ese allanamiento obedecía a una circunstancia que lo acercaba a temas relacionados con tráfico de droga”, indicó el director del OIJ, Walter Espinoza.

Es a partir de esta pesquisa que los agentes determinan que él sería el presunto cabecilla del grupo. Además, que a él le pertenecen el tajo y la constructora que se utilizaban para legitimar los dineros.

Además de la detención de los sospechosos, las autoridades decomisaron dinero en efectivo, maquinaria de la empresa constructora y documentación importante para la investigación.

“La investigación permitió establecer como una premisa que está sujeta a comprobación dentro del proceso de investigación que continuará por parte de la Fiscalía y del OIJ que dos abogados de la zona central de Limón cuyas oficinas fueron allanadas, le brindaban asesorías jurídicas a la organización, simulaban negocios jurídicos y adicionalmente intervenían y participaban en las juntas directivas de sociedades anónimas que formaban parte de este esquema comercial ilegal”, detalló Espinoza.

Los sospechosos quedaron en manos del Ministerio Público, para que se les determine su situación jurídica.