Eillyn Jiménez B.. 14 junio
Un funcionario del ICE fue detenido como sospechoso del delito de peculado. Foto: OIJ para LN
Un funcionario del ICE fue detenido como sospechoso del delito de peculado. Foto: OIJ para LN

Un funcionario del Instituto Costarricense de Electricidad (ICE), de 37 años, fue detenido este viernes por la mañana, ya que figura como sospechoso de usar recursos institucionales para remodelar su casa.

El sospechoso, de apellidos Song Jiménez, fue capturado por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en la bodega del ICE en la que labora, ubicada en La Uruca, San José, luego de una serie de vigilancias y seguimientos.

Simultáneamente, agentes judiciales allanaron la vivienda del sujeto, en Coyol de Alajuela, donde recolectaron evidencias para la investigación del caso.

“Este hombre era el encargado de varias cuadrillas de trabajadores, dedicadas a realizar labores de construcción y otros. Al parecer, el funcionario habría utilizado esos servicios para realizar arreglos en su vivienda”, informó la Policía Judicial.

Por su parte, el ICE informó de que ellos denunciaron la situación ante el OIJ y colaboraron con todo lo necesario para el proceso judicial.

"La intervención judicial se realizó en una casa ubicada en Coyol, (en Barrio San José de Alajuela), donde supuestamente el trabajador empleaba recursos del Instituto en trabajos de ampliación de una vivienda.

“El proceso de investigación está a cargo de las autoridades judiciales y cuenta con la colaboración requerida por parte del ICE”, informó la entidad.

Song quedó a las órdenes del Ministerio Público, para que se le tome su declaración indagatoria y se determine su situación jurídica.

Él figura como sospechoso del delito de peculado.

Según el artículo 354 de la Ley contra la Corrupción y el Enriquecimiento Ilícito en la Función Pública, ese ilícito se castiga cárcel.

“Será reprimido con prisión de tres a doce años, el funcionario público que sustraiga o distraiga dinero o bienes cuya administración, percepción o custodia le haya sido confiada en razón de su cargo; asimismo, con prisión de tres meses a dos años, el funcionario público que emplee, en provecho propio o de terceros, trabajos o servicios pagados por la Administración Pública o bienes propiedad de ella”.