Por: Eillyn Jiménez B., Rodolfo Martin, corresponsal GN.   Hace 4 días
RADA es una empresa que forma parte de APM Terminals. Foto: Captura de pantalla
RADA es una empresa que forma parte de APM Terminals. Foto: Captura de pantalla

Autoridades judiciales inspeccionaron este viernes un predio de contenedores en Búfalo de Limón, para determinar si se cometieron delitos ambientales en ese lugar.

El procedimiento fue liderado por la Fiscalía Adjunta de Limón y miembros de la sección de Biología Forense del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), en contra de la empresa RADA, la cual está ligada a la compañía APM Terminals, encargada de la construcción del nuevo megapuerto de Moín.

Las indagaciones por el presunto daño ambiental arrancaron en el 2012, luego de que una persona de apellidos Levy Virgo denunciara un supuesta contaminación. En tanto, la firma RADA sostiene que, desde que comenzó el proceso, han colaborado con las autoridades judiciales en su trabajo.

“Desde el inicio de este proceso de investigación previa –donde no se nos han informado aún los cargos– la empresa ha sido clara en su transparencia y rechaza haber realizado cualquier acción en perjuicio de los recursos naturales en nuestro predio en Búfalo, como lo indica el denunciante”, manifestó Arturo Cuevillas, director de la firma de almacenaje y mantenimiento de contenedores.

Por su parte, el Ministerio Público precisó que la inspección tenía como objetivo “obtener y analizar pruebas dentro de la fase preparatoria de la investigación en la que se encuentra la causa”.

La institución añadió que la etapa en la que se encuentran es privada para terceras personas, por lo cual no pueden ahondar en detalles.

RADA agregó en un comunicado de prensa que cuentan con los permisos de salud y ambientales al día y que desde su llegada al país “nunca han sido sancionados por contaminación al ambiente, por lo que esperan probarlo ante las autoridades competentes".

La orden de autorización para realizar la inspección judicial, de la cual La Nación tiene copia, afirma que el agua utilizada para lavar los contenedores va a dar a un humedal cercano y que, además, hay una mezcla de hidrocarburos con agua que se desecha en ese mismo sitio y provoca una contaminación del agua.

Agrega que el 18 de marzo del 2013 el Sistema Nacional de Áreas de Conservación (Sinac) hizo una inspección en el lugar y en ese momento se detectó la construcción de un dique dentro del humedal.

“En la inspección se logró establecer que el sitio está conformado por un área de relleno cercado con malla ciclónica, contiguo a la malla se ubican desagües para aguas pluviales que descargan en el humedal (…). Dentro del humedal se ubica un dique construido con piedra y lastre de 530 metros de longitud, con un ancho promedio de dos metros y una altura de 1,5 metros, el mismo forma un cuadrante con área de desagüe en el sector noreste. El área del humedal afectado por el dique es de 32.193 metros cudrados”, afirma el documento.

La causa de este caso se sigue bajo el expediente 18–000636–0472-PE.

En ese mismo documento, el Ministerio Público considera que “existe un alto grado de probabilidad de que la empresa RADA sea autora de los hechos descritos o partícipe en ellos”.

Información actualizada a las 5:47 p. m. con más datos del caso.