Judiciales

Gato Cole se expone a pena de 24 años de cárcel por intentar matar a dos miembros de banda rival

Caso ocurrió en Limón en octubre del 2016, un día después de matanza de cinco personas en Cieneguita

El Ministerio Público solicitó este martes que se imponga una pena de 24 años de cárcel a Keylor Jacob Cole Kelly, conocido como Gato Cole, por intentar matar a dos miembros de una pandilla rival.

Una pena igual, por su presunta participación en el mismo hecho, se pidió contra César Mauricio Valverde Córdoba, señalado en debate, como la mano derecha de Cole.

El caso que se les atribuye ocurrió el 3 de octubre del 2016 frente a las instalaciones del Megasúper, en barrio La Colina, en Limón y fue en perjuicio de Jeffry Ugalde Odio y Elias Ventura Estrada.

Los hechos ocurrieron un día después de una balacera en Cieneguita, que dejó cinco personas muertas, cuatro de ellas víctimas inocentes.

Tanto para la Fiscalía como para los abogados defensores, ambos hechos se dieron en una disputa entre las organizaciones delictivas lideradas por Gato Cole y Dinier Estrada Jiménez, alias Ojos Bellos, por asuntos relacionados con el narcotráfico y la tenencia de armas en el centro de Limón.

La fase de conclusiones de este juicio, que se realiza en los Tribunales de Goicoechea por razones de seguridad, se completó durante este martes por la tarde. El Tribunal de Juicio de Limón, que dirige el debate, señaló para el jueves a la 1:30 p. m. la lectura de la sentencia.

Víctima, testigo clave

En caso que se juzga actualmente, un relato dado por Jeffry Ugalde como anticipo jurisdiccional de prueba se convirtió en la principal evidencia para señalar a los imputados y en la causa de fuertes disputas entre la Fiscalía y los defensores.

El anticipo jurisdiccional es una declaración que recibe un juez con antelación a la fecha del debate, ante el peligro de que el testigo sea asesinado.

La disputa entre las partes se da porque Ugalde es la única persona que identificó a las personas que dispararon y, en criterio del Ministerio Público, el relato está legalmente suministrado. En cambio, la defensa opina lo contrario.

El fiscal Randall Céspedes Zúñiga dijo este martes que el testimonio de Ugalde fue claro, pues aportó los nombres de las personas que accionaron las armas.

Además, agregó que poco después del ataque, la Policía Judicial decomisó en un predio en barrio Los Lirios, al sur de Limón, un automóvil de color negro (con las misma características descritas por el testigo), en cuyo interior encontraron un casquillo igual a los disparados en La Colina. El predio es propiedad de Valverde.

"Las pruebas son elocuentes. No permiten discusión (...) por las particularidades del caso, como el tipo de arma (se presume una AK-47), que en el sitio había niños y se puso su vida en riesgo. Por la connotación del ataque, que era una venganza por el asunto en Cieneguita y que colocaron el carro en que viajaban a la par del vehículo de las víctimas para sorprenderlas (...) es que pedimos 24 años de prisión para cada uno de los imputados por dos delitos de homicidio calificado en grado de tentativa", dijo Céspedes.

Por su parte, José Joaquín Ureña Salazar, abogado defensor de Cole y Valverde, desacreditó la incorporación del testimonio de Jeffry Ugalde, al decir que ese anticipo está viciado de nulidad.

"En ese anticipo hay siete manifestaciones de Jeffry Ugalde que incumplen con las disposiciones legales para una diligencia de ese tipo" afirmó.

Luego explicó de que se trató de versiones que podrían incriminar a Ugalde con otro hecho delictivo, específicamente el ataque en Cieneguita. "Al día siguiente que rindió el anticipo lo detuvieron como sospechoso de la balacera", aseguró.

Ureña dijo que esa declaración no puede tenerse como prueba y por tanto los acusados deben ser absueltos por duda. "No hay certeza de que Keylor Cole y Mauricio Valverde fueron las personas que dispararon. Nadie los vio. No se puede asegurar", concluyó.

Los jueces que deben dictar sentencia son Cristhian Espinoza, Henry Segura y Rosemary Araya.

Keylor Jacob Cole y Mauricio Valverde ya cuentan con una condena de 14 años de prisión por dos delitos de tentativa de homicidio, que les fue impuesta el 16 de enero de 2017. La pena adquirió firmeza en abril pasado.

Esta causa se relaciona con los hechos ocurridos la tarde del 14 de diciembre del 2013, en barrio Los Cangrejos, en Limón centro, cuando dispararon a los hermanos Ahsler Kalani Offer Rojas y Klaus Miller Núñez Rojas, cuando llegaban en un vehículo a la casa de este último.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.