Keyna Calderón, corresponsal GN.   25 octubre
Este debate es dirigido por los jueces Rodrigo Obando Santamaría, Jenny Almendariz Solís y Jennifer Mata Mora (quien preside). Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

El Ministerio Público pidió 20 años de prisión para un pastor evangélico, quien figura como sospechoso de dos abusos sexuales en contra de una niña, quien es nieta de su esposa.

La petición la hizo este viernes por la tarde el fiscal Joffrey Salas Fuentes, quien aseguró que además el hombre debe ir a prisión preventiva mientras la sentencia adquiere firmeza.

Por cada delito de abuso sexual, Salas solicitó un castigo de 10 años de cárcel, argumentando que la menor aún arrastra secuelas de esos hechos, los cuales ocurrieron entre enero y abril del 2015.

“Se debe sacar de circulación (al hombre) para evitar que le haga daño a más víctimas”, afirmó el representante de la Fiscalía.

Mario Alberto Chacón Leandro, de 46 años, está casado con la abuela de la niña, quien actualmente tiene ocho años.

Ese vínculo habría sido aprovechado por el hombre para cometer los abusos.

#related

Los padres de la niña relataron durante el debate que la menor aún se despierta pegando gritos por lo sucedido.

"Se orinaba en la cama, tenía pesadillas, decía que veía ‘el mono grande’, no quería ir al baño sola, se pasaba a dormir con nosotros, se mostró agresiva. En materno no era la misma, la maestra me llamaba constantemente, pintada colores oscuros negro y gris, me le acercaba a darle cariño pero no me decía qué estaba pasando.

“En el 2016 las cosas empeoraron”, narró Andrea Acuña Quesada, madre de la víctima, ante los jueces del Tribunal Penal de Cartago, donde se juzga a Chacón.

En tanto, el padre Elman Rojas Guillén, narró entre lágrimas a los jueces lo que su hija le contó a su esposa y a la vez descartó tener una deuda con Mario Chacón.

Esa versión contrasta con la brindada por el pastor evangélico el jueves de la semana pasada, cuando aseguró que la acusación surgió en un momento en el cual él le estaba cobrando al padre de la menor una deuda de ¢14 millones, correspondiente a un préstamo de 250 quintales de zanahoria.

Ese mismo día el pastor evangélico afirmó que la menor “ha sido manipulada”.

Este debate es dirigido por los jueces Rodrigo Obando Santamaría, Jenny Almendariz Solís y Jennifer Mata Mora (quien preside).