Katherine Chaves R.. 25 febrero
23/02/2020. Centro de Formación Juvenil Zurquí. El incendio en el Centro de Formación Juvenil Zurquí provocó daños de un 75% en una estructura de 200 metros cuadrados. Foto: Justicia para LN
23/02/2020. Centro de Formación Juvenil Zurquí. El incendio en el Centro de Formación Juvenil Zurquí provocó daños de un 75% en una estructura de 200 metros cuadrados. Foto: Justicia para LN

La Fiscalía abrió una investigación para determinar el nivel de participación de tres reos en un incendio causado en un módulo de la cárcel de menores, en Santo Domingo de Heredia.

El siniestro se registró a las 10:38 a. m. de este domingo en las secciones D1 y D2 del Centro de Formación Juvenil Zurquí y, según las autoridades penitenciarias, respondió a una disputa entre “cuadrillas”.

Ante una consulta de este medio, el Ministerio Público indicó que indaga la participación de tres hombres, apellidados Ortiz Paniagua, Miranda Garay y Luna Gutiérrez. Todos son adultos jóvenes y estaban recluidos en esa prisión porque cometieron el delito cuando aún eran menores de edad.

A ellos se les persigue por el ilícito de incendio, el cual es castigado con penas entre los cinco y diez años de prisión, según establece el Código Penal.

Según confirmó la Fiscalía, la denuncia fue interpuesta por Adaptación Social del Ministerio de Justicia la tarde de este lunes. Agregó que, de momento, están a la espera de recibir un informe elaborado por el Cuerpo de Bomberos.

Inmediatamente, al caso se le asignó el expediente 20-000473-0369-PE.

En paralelo a esta investigación penal, el Ministerio de Justicia indicó que también hacen lo suyo para determinar si los sospechosos recibieron ayuda de algún funcionario para lograr ese cometido.

Pequeño recuento

Durante este lunes, Justicia informó de que todo parecía indicar que el incendio obedeció a una disputa entre “cuadrillas” de ese centro penal.

Las autoridades identifican como “cuadrillas" a personas que se reúnen para lograr un objetivo específico, sin que esto signifique que tienen un nivel avanzado de organización.

Al parecer, esos tres muchachos usaron encededores y fósforos que tenían a mano para provocar el incendio. Al momento del fuego, solo estaban esos tres muchachos dentro de esos módulos; el resto (13 personas) participaban de una actividad deportiva.

Aprovechando que estaban solos, ellos decidieron incendiar el espacio para “marcar territorio” y enviar un mensaje al resto de la población penal, dijo Fiorella Salazar, ministra de esa cartera.

En ese sentido, José Luis Bermúdez, director de Adaptación Social, mencionó que, desde tiempo atrás, tienen conocimiento de la existencia de rivalidades entre los internos, pero, añadió, para evitar estos enfrentamientos suelen hacer las respectivas separaciones de la población penal.

Mientras los procesos penales y administrativos se realizan, las autoridades penitenciarias trabajan fuertemente en restaurar el espacio, el cual resultó con una afectación real del 20%.