Carlos Arguedas C.. 27 noviembre, 2020
El pasado jueves 19 de noviembre fiscales de Limón y oficiales del OIJ allanaron la residencia del implicado, que se ubica en el centro de la ciudad. Foto cortesía.
El pasado jueves 19 de noviembre fiscales de Limón y oficiales del OIJ allanaron la residencia del implicado, que se ubica en el centro de la ciudad. Foto cortesía.

Un empresario limonense es investigado desde el año anterior por la Fiscalía Adjunta de Limón, por presuntos delitos de connotación sexual.

Este caso trascendió el pasado jueves 19 de noviembre, cuando fiscales de Limón y oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) allanaron la residencia del implicado, un hombre de apellido Fung Acon, la cual se ubica en el centro de la ciudad.

En esa ocasión el objetivo era decomisar teléfonos móviles, computadoras, así como dispositivos de almacenamiento, comunicaron las autoridades judiciales.

La oficina de prensa del Ministerio Público informó de que el pasado lunes en horas de la tarde se realizó una audiencia en el Juzgado Penal de Limón para pedir medidas cautelares contra el investigado. Las medidas que se pidieron las fundamentaron en el peligro de fuga y una posible obstaculización del proceso investigativo.

El juez Greivin Marchena Serrano acogió las medidas y dispuso contra Fung impedimento de salida del país, no acercarse a las personas ofendidas a una distancia de 100 metros, tampoco podrá intimidarlas. Las medidas son por un período de nueve meses.

La Fiscalía omitió referirse a más detalles sobre los hechos investigados y en perjuicio de quien. Solamente se limitaron a agregar de que se trata de “presuntos delitos de connotación sexual, dentro de la causa 19-001596-0472-PE”.

Por su parte, el abogado José Ramón Morales, defensor de Fung, dijo: “Mi cliente es inocente. Los hechos con los que se le quieren relacionar están lejos de la realidad.

“Efectivamente hemos tenido acceso al expediente y tenemos identificado al grupo creador de este montaje. Al señor Fung se le han decretado medidas cautelares mínimas. Pero de acuerdo al principio de inocencia y la privacidad de las actuaciones que tutela el artículo 295 del Código Procesal Penal (CPP), de momento no se dará información en relación al caso en concreto”.

Morales añadió: “En el transcurso de la investigación probaremos que hay grupos de mafiosos que están detrás de los actos de investigación. Esta táctica ya la han usado sin éxito en el pasado y les aseguramos que en este nuevo intento va a ser igual de infructuoso. Confiamos en la objetividad del Ministerio Público en que encontrará a los responsables de este montaje en contra del señor Fung y sus empresas, que dan trabajo a doscientas familias limonenses”.