Eillyn Jiménez B., Keyna Calderón y Fernando Gutiérrez, corresponsales GN. 23 septiembre
Helman Gerardo Rojas Guillén abraza a su esposa, Liseth Andrea Acuña Quesada, mientras ella se refiere en el juicio a la situación que vivió su hija. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN
Helman Gerardo Rojas Guillén abraza a su esposa, Liseth Andrea Acuña Quesada, mientras ella se refiere en el juicio a la situación que vivió su hija. Foto: Keyna Calderón, corresponsal GN

La Fiscalía Adjunta de Cartago intenta revertir la absolutoria de un pastor evangélico de apellidos Chacón Leandro, quien fue acusado de dos delitos de abuso sexual agravado en contra de una niña.

Para ello, tanto la representación fiscal como la abogada de la familia, Angie Arce Acuña, interpusieron un recurso en la última instancia posible: Casación Penal.

Precisamente, dicha Sala confirmó a La Nación, por medio de la oficina de prensa del Poder Judicial, que el documento se recibió desde el 2 de abril anterior.

En tanto, el Ministerio Público agregó que el fondo del recurso será conocido en una audiencia que fue programada para el próximo mes.

"La Sala Tercera señaló audiencia para para el 8 de octubre a las 2 p. m., con el fin de conocer los recursos de casación (...). Ahí se conocerá a fondo del recurso emitido por la Fiscalía”, detalló la institución.

Este caso se juzgó en primera instancia en octubre del 2019, cuando se condenó a Chacón a 14 años de prisión por los dos delitos en perjuicio de una niña que es nieta de su esposa. Empero, el Tribunal de Apelación anuló la sentencia posteriormente y declaró la absolutoria del acusado.

Es por ello, que el fiscal y la abogada de la ofendida elevaron el caso a Casación.

En criterio de Angie Arce, la decisión tomada por el Tribunal de Apelación es contradictoria y por ello es que se revisará el caso.

“Todo lo que se presentó estaba a derecho (...).

"Tengo la convicción de que la Sala ordenará la detención y el nuevo encarcelamiento de este sujeto. Hubo muchos errores de procedimiento para dejarlo libre por parte del Tribunal de Apelaciones. Hay que hacerle justicia a esta humilde familia”, afirmó la representante legal de la víctima y su familia.

Con esa posición difiere el defensor de pastor evangélico, Marlon Jesús Salas Solano, quien mencionó que mantendrán los argumentos que se ha venido manejando y que los derechos de su cliente “no fueron respetados”.

Agregó que, a su criterio, la querella no cumplió con los requisitos que debe contemplar una acusación y que por ello su cliente no pudo defenderse.

“Fue una condena basada en presión mediática, no fueron objetivos”, manifestó Salas.

Ahora, en la audiencia prevista para la segunda semana de octubre se determinará si se hace un juicio de reenvío o si la absolutoria decretada por el Tribunal de Apelación queda en firme.

La Fiscalía Adjunta de Cartago interpuso un recurso de casación para intentar revertir la absolutoria a favor de un pastor evangélico dictada por el Tribunal de Apelaciones. Foto: Archivo
La Fiscalía Adjunta de Cartago interpuso un recurso de casación para intentar revertir la absolutoria a favor de un pastor evangélico dictada por el Tribunal de Apelaciones. Foto: Archivo
Decisión de jueces de Apelación

En octubre del 2019, Chacón Leandro fue condenado a 14 años de prisión, después de que el Tribunal Penal de Cartago, conformado por Rodrigo Obando Santamaría, Jenny Almendariz Solís y Jennifer Mata Mora, lo encontrara culpable de cometer las agresiones sexuales en contra de la menor, quien tenía cinco años para el momento de los hechos.

Sin embargo, en febrero de este año, mediante la resolución número 2020-056, el Tribunal de Apelación, conformado por los jueces Christian Fernández Mora y David Fallas Redondo, así como la jueza Ivette Carranza Cambronero, anularon la sentencia en contra del pastor, lo absolvieron y ordenaron que fuese puesto en libertad, ya que estaba en prisión preventiva.

Los juzgadores de apelación indicaron en el por tanto: “Se declara con lugar el primer motivo del recurso incoado por el imputado, se dispone la ineficacia del fallo impugnado y por economía procesal, se absuelve de toda pena y responsabilidad al justiciable por los hechos que se le han venido atribuyendo en este proceso”.

Por esa situación, el Tribunal de la Inspección Judicial, con sede en San José, pidió explicaciones a Fernández Mora, Fallas Redondo y Carranza Cambronero.

Actualmente, esa diligencia se desarrolla en el expediente 20–001474–31–DI.

Hechos del 2015

Chacón figuró como imputado en la causa 16-000870-0345-PE, en la que se detalla que los hechos por los que se le acusó habrían ocurrido entre enero y abril del 2015 en su casa, en el cantón de Alvarado de Cartago.

En ese legajo se lee que Chacón le decía a su víctima que sus acciones provenían de “mandatos de Dios”.

En testimonios de descargo, el pastor y su familia cercana declararon que él recibió “influencias malignas” para realizar las supuestas acciones que se le imputan.

Mientras que en el debate, el fiscal Joffrey Salas Fuentes, explicó que los dos casos de abuso por los que se señala al religioso ocurrieron de manera similar.

Indicó que en ambas ocasiones, el sospechoso estaba en su cuarto y llamaba a la menor para que lo acompañara.