Hugo Solano C.. 23 agosto
Mauricio Víquez, de 55 años, fue detenido el domingo 18 de agosto por la Policía Federal de México. Foto: Archivo.
Mauricio Víquez, de 55 años, fue detenido el domingo 18 de agosto por la Policía Federal de México. Foto: Archivo.

El trámite para la solicitud de extradición en contra del exsacerdote Mauricio Víquez Lizano, detenido en México e investigado como sospechoso de haber cometido varios delitos sexuales ya está en proceso.

Esto se logró luego de que la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género y la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales (OATRI) entregaron la documentación al Juzgado Penal de Desamparados.

En contra de Víquez, de 55 años, existen cuatro denuncias por delitos sexuales, la primera fue interpuesta por la víctima, en octubre del 2018.

A inicios de agosto, la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género recibió otras tres denuncias, todas se encuentran en investigación.

Según esa entidad, durante el procedimiento, la prescripción de la primera denuncia penal en su contra estará suspendida.

La posición del Ministerio Público sostiene que en los últimos tres procesos aplicará la reciente reforma a la ley conocida como “Derecho al Tiempo”, la cual amplía el plazo de prescripción, de 10 a 25 años, de los delitos sexuales cometidos contra personas menores de edad. El tiempo aplica a partir de que la persona víctima cumpla la mayoría de edad.

Sin embargo, la defensa del excura alegó recientemente que las tres últimas denuncias penales por delitos sexuales presentadas contra su representado están prescritas.

El abogado de Víquez, Rafael Rodríguez Salazar, dice que se trata de hechos cuya acción penal se extinguió y ahora tratan de revivir, luego de que en mayo pasado se reformó el artículo 31 del Código Procesal Penal (CPP).

Rodríguez también sostiene que el exsacerdote no está en fuga, pues nunca fue notificado de una acción penal en su contra antes de salir hacia México.

Paso a paso

El documento formal de extradición fue entregado al Juzgado que lleva el caso la tarde de este jueves 22 de agosto.

Una vez que la Fiscalía cuente con la resolución del Juzgado Penal de Desamparados, que avale la petición oficial de extradición, el documento se remitirá a la Secretaría General de la Corte Suprema de Justicia, la cual debe enviarlo a la Cancillería.

“De esta última entidad, la solicitud de extradición se llevará al Consulado de Costa Rica en México, para que posteriormente se entregue a la autoridad de justicia competente en ese país”, dice un comunicado de la Fiscalía.

Mauricio Víquez fue detenido el domingo anterior en San Nicolás de los Garza, Monterrey, en el estado de Nuevo León, al noroeste de la capital mexicana. Tras su aprehensión, las autoridades de ese país enviaron un comunicado oficial a la OATRI, el cual fue recibido el lunes 19 de agosto a las 9:40 a. m.

Aún no se tiene certeza sobre la duración del trámite de extradición del exsacerdote.

Las cuatro denuncias investigadas corresponden a hechos ocurridos entre 1993 y 1996, y se tramitan bajo un mismo expediente: 18-000854-0994-PE.