Eillyn Jiménez B.. 7 noviembre, 2018
Una mujer de 41 años murió el pasado 3 de noviembre en el Hospital San Juan de Dios, adonde ingresó delicada desde una clínica privada donde se sometería a un proceso estético. Foto: Archivo

Una clínica estética y una empresa de atención de emergencias fueron allanadas este martes, como parte de la investigación que se sigue por la muerte de una mujer, quien perdió la vida durante un procedimiento.

De acuerdo con el Ministerio Público, las diligencias fueron realizadas en la Clínica Costarricense de Medicina Estética, donde se llevó a cabo la intervención, y en la empresa Emergencias Médicas, la cual se encargó del traslado de la víctima hasta el Hospital San Juan de Dios el 30 de octubre anterior.

Las instalaciones de ambas firmas se ubican en Rohrmoser, San José.

La mujer, de apellido Méndez y 41 años, entró en paro cardiorrespiratorio luego de que le aplicaron la anestesia en la estética y eso obligó a remitirla de emergencia al centro médico público.

Su deceso se registró el 3 de noviembre, cuatro días después de haber ingresado al San Juan de Dios. Ella sufrió complicaciones antes de someterse a una láser lipólisis (especie de liposucción), en lo que se considera una aparente mala praxis.

Según la Fiscalía, la causa, que se sigue bajo el expediente 18-001177-0283-PE, es por el presunto delito de homicidio culposo.

Durante las diligencias judiciales, los fiscales de Pavas decomisaron un teléfono celular, una computadora y el expediente médico de la ofendida; así como la hoja de atención del caso.

Asimismo, se recabaron los testimonios de quienes se encargaron de atender a la paciente.

Doctora a cargo de procedimiento estético: ‘Hubo una reacción anormal y poco frecuente’

Mediante un comunicado de prensa, la doctora Paula Garbanzo Granados, de la Clínica Costarricense de Medicina Estética, manifestó que lamentaba la muerte de Méndez, quien era su amiga desde hace 17 años, por lo que estaba viviendo “un duelo muy duro a nivel personal y profesional”.

Agregó que la fallecida acudió a su consultorio para un procedimiento láser que elimina grasa localizada, en el que se utiliza anestesia local.

“No se trataba de una liposucción convencional. Desgraciadamente hubo una reacción idiosincrática (reacción anormal y poco frecuente) y el procedimiento nunca se llevó a cabo, es decir, tal circunstancia no permitió el inicio del procedimiento. Nunca se le practicó anestesia total ni similares (...). Les puedo decir que se emplearon todos los protocolos previos y de manejo de emergencias, en fiel apego a los protocolos médicos pertinentes para el caso, con los instrumentos y el equipo médico útiles y necesarios”, explicó la doctora en la misiva.

Garbanzo dijo que, de momento, no se referirá más al caso, tomando en cuenta que hay una investigación abierta y por respeto a la familia y al duelo en el que se encuentra.

Sin embargo, destacó que está “en la mejor disposición de colaborar con las autoridades judiciales" y que no va a permitir acusaciones infundadas, tendenciosas, ni mal intencionadas en su contra.

Por su parte, Carlos Monge Zúñiga, gerente general de Emergencias Médicas, mencionó que entregaron a las autoridades judiciales los documentos correspondientes.

“Ciertamente le facilitamos toda la información a la Fiscalía. Nosotros llegamos a la clínica y no solo trasladamos sino que atendimos a la paciente antes de entregarla en el Hospital San Juan de Dios”, dijo Monge.

Este caso es uno de los cinco que acumula el Ministerio Público por malas praxis en procedimientos estéticos.

Entre los casos está el de la presentadora Maricruz Leiva Ledezma, quien sufrió complicaciones de salud después de someterse a una lipoescultura el 27 de agosto en una clínica privada.

La mujer permanece internada en el Hospital San Juan de Dios, debido a que tiene quemado parte del torso y la espalda. Ella se encuentra aislada en la Unidad de Quemados y su condición es delicada.

Este miércoles, el diario La Teja informó de que “el proceso de injertos de piel que le venían realizando los doctores cada dos a tres días se tuvo que parar porque le detectaron una bacteria en la parte de la piel dañada".

Actualmente, el caso se tramita bajo el expediente 18-0006667-0619-PE y, de momento, es contra ignorado, lo cual quiere decir, que no hay personas imputadas.

El pasado 24 de setiembre, el Ministerio Público realizó cinco allanamientos en dos clínicas, un consultorio, una estética y un laboratorio, como parte de la investigación que se sigue por el presunto delito de lesiones culposas, en modalidad de mala praxis.

Durante las diligencias se “secuestraron” documentos médicos que serán incluidos en el expediente, precisó la Fiscalía.

El artículo 128 del Código Penal sanciona con hasta un año de prisión las lesiones culposas (por falta al deber de cuidado), así como inhabilitación para el ejercicio de la profesión u oficio hasta por dos años. En caso del homicidio culposo, regulado por el artículo 117, se castiga con ocho años de prisión e inhabilitación hasta por cinco años.

Recomendaciones del Colegio de Médicos

El Colegio de Médicos y Cirujanos de Costa Rica precisó que antes de un procedimiento estético lo ideal es:

– Llamar a la entidad (2210 2200) o ingresar al sitio web, para revisar si el especialista posee los atestados para el proceso que va a realizar.

– Averiguar si el médico está inscrito en Costa Rica y revisar la experiencia que tiene.

– Verificar si la clínica cuenta con los equipos necesarios y que estos estén acreditados por el Ministerio de Salud.

– Pedir al especialista que ofrece el procedimiento que le informe sobre las posibles complicaciones que podría tener, para que la persona sepa a lo que se expone.

Información actualizada a las 6:34 p. m. con más datos del caso, declaraciones de la Dra. Garbanzo y de Emergencias Médicas.