Eillyn Jiménez B.. 19 febrero
El procurador, Federico Quesada Soto, revisa junto con la fiscala, Patricia Badilla Abarca, la prueba documental incorporada en el debate que se realiza por fuga de información en contra del exjefe del OIJ, Luis Guillermo Fonseca Herrera. El juez Yanán Chacón Mena fiscaliza la revisión de los discos. Foto: Jorge Navarro
El procurador, Federico Quesada Soto, revisa junto con la fiscala, Patricia Badilla Abarca, la prueba documental incorporada en el debate que se realiza por fuga de información en contra del exjefe del OIJ, Luis Guillermo Fonseca Herrera. El juez Yanán Chacón Mena fiscaliza la revisión de los discos. Foto: Jorge Navarro

Emilia Navas Aparicio (EN): – Con mucho respeto, don Guillermo Fonseca no debió haberte contado nada, no actuó correctamente (...).

José Francisco Fonseca Ramos (FF): – No, él no me dijo nada (...).

EN: – No se preocupe jefe, no dudo de esto último, puede estar tranquilo, pero no me parece que Guillermo (Fonseca) le haya hecho comentario del caso. Descanse, usted no se preocupe.

FF: – Solo aclarar que no me contó nada del caso, ni yo le preguntaría. Lo único, como amigo, me previno que esta semana operativizaban, sin mencionar nada más.

EN: – Francisco, vos no te preocupés. El problema es que él no debió decirte ni siquiera eso, lo importante es que a su indiscreción vos estás actuando correctamente. Pasá buenas noches, descansá, mañana don Jorge Chavarría se va a encargar de esta situación y de la prensa si llega a saber algo, no te preocupés.

***

La conversación anterior es un extracto de una serie de mensajes de WhatsApp que intercambiaron en agosto del 2017 la actual fiscala general, Emilia Navas Aparicio, y el fiscal adjunto contra el Crimen Organizado, José Francisco Fonseca Ramos.

En estos, el fiscal admitió tener conocimiento de un operativo que involucraba a su suegro, luego de que el entonces subjefe de la oficina de Investigaciones Criminales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), Luis Guillermo Fonseca Herrera, al parecer, le informara de la pesquisa.

Así quedó constatado este miércoles en la sala 8 de los Tribunales de Goicoechea, donde se realiza el juicio por presunta fuga de datos de un caso en investigación.

El único imputado de estos hechos es Fonseca Herrera, a quien se le atribuye el presunto delito de divulgación de secretos.

Por estos hechos, él fue despedido en setiembre del 2018 del cargo de subjefe de Investigaciones Criminales de la Policía Judicial.

Operativo por fraudes

El asunto que se juzga en este contradictorio está relacionado con un operativo policial que se realizó el 9 de agosto del 2017, en el cual se desarticuló una red dedicada a cometer fraudes de naturaleza notarial – registral en contra de ciudadanos extranjeros y de entidades bancarias.

Entre los imputados y, quien además fue detenido, figuraba un abogado de apellidos Martínez Fuentes, quien es el suegro de Fonseca Ramos.

Cuando ocurrieron los hechos, Navas laboraba como fiscala de Fraudes y llevaba el caso junto con otros dos funcionarios del Ministerio Público.

Durante este miércoles, las partes solo revisaron la prueba documental, la mayoría mensajes de WhatsApp. También observaron un video.

El debate continuará el próximo 26 de febrero, cuando está previsto que arranquen la conclusiones.

El delito de divulgación de secretos, según el artículo 346 del Código Penal, castiga con prisión de tres meses a dos años “al funcionario público que divulgare hechos, actuaciones o documentos, que por la ley deben quedar secretos”.