Carlos Arguedas C.. 12 julio
La droga estaba en fondo de una maleta en la cual también había 10.420 euros y ¢250.000 en efectivo. Foto: Cortesía PCD.
La droga estaba en fondo de una maleta en la cual también había 10.420 euros y ¢250.000 en efectivo. Foto: Cortesía PCD.

Un italiano pasará cinco años y cuatro meses en la cárcel por intentar trasladar a Europa, un cargamento de 1.215 gramos de cocaína, ocultos en una maleta.

Se trata de Claudio Zago de 68 años, quien había sido detenido en el aeropuerto Juan Santamaría en Alajuela, el 22 de octubre del 2019.

Zago, quien se sometió a un proceso abreviado, aceptó el delito de tráfico internacional de drogas y el Tribunal de Juicio de Alajuela le impuso la pena, que ya está en firme, informó la oficina de prensa del Poder Judicial.

En el caso de haber continuado con el proceso y de someterse a juicio, el imputado se hubiera expuesto a una pena de ocho a 20 años de prisión, pues así lo establece Ley de Estupefacientes, Sustancias Psicotrópicas, Drogas de Uso no Autorizado y Actividades Conexas.

La captura de Zago se produjo cuando agentes de la Policía de Control de Drogas (PCD) notaron gran nerviosismo en un pasajero que hacia los trámites migratorios para tomar un avión que lo llevaría, primero a Alemania, y de ahí a Italia.

Cuando los oficiales revisaron el equipaje del viajero encontraron en el fondo de una maleta el poco más de un kilo de cocaína, así como 10.420 euros y ¢250.000 en efectivo (ambas sumas equivalen a unos ¢7 millones).

La PCD confirmó que el italiano ingresó a Costa Rica como turista el 2 de octubre del 2019.

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, indicó en aquel momento que la detención del extranjero formaba parte del trabajo que efectúan los agentes de la PCD a favor de la seguridad de nacionales y extranjeros.

Según las autoridades, un kilo de esa droga cuesta tanto en Italia como en Alemania, que era su destino inicial, más de $68.000 (unos ¢40 millones).

Desde el momento de su detención, el extranjero ha permanecido en prisión preventiva. Este caso se tramitó en el expediente 19-005374-0305-PE.

Como no se pudo demostrar que el dinero era de una origen lícito fue trasladado al Instituto Costarricense sobre Drogas (ICD).