Carlos Arguedas C.. 12 enero
El homicidio se descubrió la tarde del 10 de octubre del 2017 en un apartamento en urbanizacion los Cafetos, en La Aurora de Heredia. Fotografia de archivo de Ignacio González León.
El homicidio se descubrió la tarde del 10 de octubre del 2017 en un apartamento en urbanizacion los Cafetos, en La Aurora de Heredia. Fotografia de archivo de Ignacio González León.

Un joven puntarenense fue extraditado de Estados Unidos el pasado viernes 8 de enero, para que enfrente en Costa Rica un proceso judicial por, presuntamente, matar a un amigo de 23 puñaladas para robarle los bienes.

El hecho lo comunicó este martes la oficina de prensa del Ministerio Público, que a su vez añadió que contra el imputado de apellidos Lewis Cordero, de 23 años, se dictaron seis meses de prisión preventiva para asegurarse de que enfrentará el proceso penal.

El caso que se imputa a Lewis sucedió entre la noche del 9 de octubre y la madrugada del 10 de octubre del 2017, en el residencial Los Cafetos, en la Aurora de Heredia.

En aquella ocasión la víctima, Bernardo Aragón Parabeles, de 29 años, quien habitaba en uno de los apartamentos del residencial, estaba esperando a tres amigos, que llegarían a darle consejos de cómo mantener una planta de marihuana que tenía en el inmueble.

En la acusación fiscal que sobre este caso consta en los expedientes 17-005842-0059-PE y 18-001795-0369-PE, se señala que las personas que visitaron a Aragón eran Lewis Cordero, otro identificado como Jean Paul Díaz Sánchez, de 25 años y una tercera persona que no está identificada.

Al parecer, el grupo se conocía, pues en algún momento fueron compañeros de una empresa dedicada al comercio de artículos por medios digitales.

Según la Fiscalía, Lewis, Díaz y la persona desconocida llegaron el 9 de octubre del 2017 poco antes de las 7 p. m. en un automóvil facilitado por un tercero a Díaz, ya que este esa noche trabajaría en la plataforma Uber.

Aragón abrió el portón para que guardaran el auto y una vez dentro del apartamento, los visitantes lo redujeron a la impotencia al amarrarlo de manos y pies con un mecate y cinta plástica. Luego tomaron las llaves del apartamento y salieron.

Regresaron el 10 de octubre del 2017 poco antes de la 1 a. m., momento en que golpearon a la víctima en diversas partes del cuerpo y le colocaron dos bolsas plásticas en la cabeza, las cuales amarraron con un cable de USB de color anaranjado, señalan los documentos judiciales.

Luego, utilizando un arma punzocortante, le causaron a Aragón 23 heridas en diversas partes del cuerpo. Además lo degollaron. El cuerpo lo dejaron en la tina del baño, con la regadera puesta. Los sospechosos del crimen se llevaron un celular, una tableta, dos computadoras, un televisor y una caja de seguridad.

Fue un vecino y el dueño del apartamento quienes ese 10 de octubre descubrieron el crimen, al escuchar el ruido de la ducha y porque el inquilino no respondía a los llamados.

En un juicio que se realizó en mayo del 2019, el Tribunal de Juicio de Heredia condenó a Jean Paul Díaz Sánchez a 30 años de prisión como responsable de los delitos de homicidio calificado y robo agravado.

Dicha pena la confirmó el Tribunal de Apelación de Sentencia Penal de San Ramón el 12 de noviembre del 2019 y fue ratificada por la Sala Tercera el 3 de abril del 2020, según la sentencia 2020-00329.

Luego del hecho, Lewis salió del país y se trasladó a Estados Unidos, donde fue detenido el 5 de agosto del 2020, por lo que la Oficina de Asesoría Técnica y Relaciones Internacionales del Ministerio Público inició los trámites correspondientes para su extradición.

El pasado viernes 8 de enero, Lewis fue entregado a las autoridades de Costa Rica, por lo que la Fiscalía procedió con la toma de la declaración indagatoria y la respectiva solicitud de la medida privativa de libertad, que fue otorgada por el Juzgado Penal de Heredia.