Katherine Chaves R., Carlos Arguedas C..   18 diciembre, 2019
La sentencia fue dictada la tarde de este martes en el Tribunal Penal de Pavas.

El exesposo de Lynda Díaz fue sentenciado la tarde de este martes a 12 años de prisión como responsable de abusar sexualmente de la hija que tuvo con la modelo y expresentadora de televisión.

Inicialmente, el Tribunal Penal de Pavas impuso a Carlos Solano la pena de 28 años de cárcel por seis delitos de abuso sexual y uno de tentativa de violación. No obstante, como se trata de un mismo ilícito, se readecuó la sentencia a 12 años.

Dictaron el fallo los jueces Eduardo Sánchez, John Tapia y Cinthia Ramírez.

Para Fabio Oconitrillo, abogado de la víctima, durante el debate se comprobó la existencia de diversos abusos ocurridos a lo largo de siete años.

“Fueron situaciones que vivió la muchacha entre sus 6 y 13 años. La tentativa de violación fue lo último que ocurrió”, relató Oconitrillo.

“Lo fundamental es que se logró comprobar la historia de la muchacha (...) Lo importante es que pasó un proceso larguísimo, que comenzó desde el 2012, en el cual se quemaron todas las etapas del proceso y en el cual se revictimizó a la joven porque tuvo que estar contando constantemente la historia”, dijo.

De momento, informó el abogado, Solano no descontará prisión preventiva mientras la sentencia adquiere firmeza. Él quedó sujeto al monitoreo electrónico.

Este caso comenzó a investigarse en el 2012 cuando fue presentada la denuncia ante las autoridades judiciales.

No obstante, en el 2016, Solano fue absuelto por dudas. Dicha decisión del Tribunal fue apelada por Fabio Oconitrillo.

Después de revisar lo interpuesto, el Tribunal Penal de Apelación ordenó un nuevo debate. Se tenía previsto que comenzara en febrero del 2018, pero el imputado se reportó como enfermo por lo que fue reprogramado para noviembre.

Se intentó obtener una versión de la defensa, pero, al cierre de esta nota, no se obtuvo respuesta.