Carlos Arguedas C..   3 julio
En el centro de Escazú se allanó una vivienda en la cual se detuvo a un sujeto de apellidos Muñoz Arias, señalado como cómplice de los hechos. Foto de OIJ.

Un empresario vecino de Pozos de Santa Ana, San José, fue detenido este viernes como sospechoso de cometer un fraude registral, lo que presuntamente le permitió apoderarse de cerca de ¢34 millones.

La captura la ejecutaron oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en un allanamiento en la vivienda del imputado, de apellidos Castro Vargas, de 51 años, ubicada en las inmediaciones de la escuela de Pozos.

Asimismo, fue arrestado en el centro de Escazú, San José, un sujeto apellidado Muñoz Arias, de 47 años, quien sería cómplice de los hechos.

A los implicados se les atribuye fraude registral, lo que podría implicar la comisión de varios delitos, entre ellos estafa y falsificación de documentos. Las penas por estos hechos podrían ser de seis meses a 10 años.

Ver más!

Modo de operar

De acuerdo con la información policial, a los individuos detenidos se les vincula con dos causas. La primera ocurrió en mes de abril y la otra en mayo, ambas del presente año.

Aparentemente, Castro Vargas, con la utilización de documentos de identidad falsa, se hizo pasar como el dueño de dos propiedades y se presentó ante un notario al cual, presuntamente, logró engañar y le solicitó sus servicios para hipotecar dichas propiedades y obtener dinero en efectivo

El notario se encargó de hacer el trámite de la hipoteca y de inscribirla en el Registro Público, situación que le permitió el sospechoso obtener en el mes de abril, ¢15 millones por la hipoteca de una de las fincas y en el mes de mayo, la suma de $34.500 por la otra propiedad.

Poco tiempo después, los verdaderos dueños de las propiedades se dieron cuenta que las fincas estaban hipotecadas. En el Registro Público conocieron el nombre del notario que realizó los trámites y fue ahí que se enteraron de que Castro Vargas había presentado documentos falsos.

La Policía Judicial informó que fue el notario, en compañía de las víctimas, quien interpuso la respectiva denuncia.

Agentes del OIJ de Puriscal, durante las investigaciones, lograron determinar que Castro fue quien solicitó el trámite de la hipoteca al notario y Muñoz se encargó del retiro del dinero obtenido por las hipotecas.

Este viernes, a las 6 a. m., los investigadores judiciales allanaron las casas de los imputados en Pozos de Santa Ana, y en el centro de Escazú donde los detuvieron. En la revisión de los inmuebles se decomisó evidencia importante para la investigación.

Los detenidos quedaron a la orden del Ministerio Público, para que se le determine su situación jurídica.

El empresario Vargas fue arrestado en un inmueble en Pozos de Santa Ana, comunicó el OIJ. Foto de OIJ.