Carlos Arguedas C.. 16 enero
La Fiscala General de la República, Emilia Navas inició la diligencia poco después de las 10 a. m. con presencia de bastantes oficiales de seguridad. Fotos cortesía
La Fiscala General de la República, Emilia Navas inició la diligencia poco después de las 10 a. m. con presencia de bastantes oficiales de seguridad. Fotos cortesía

La Fiscala General de la República, Emilia Navas Aparicio, realizó este jueves una inspección del Mercado Municipal de Limón como parte de una investigación contra la ministra de Cultura y Juventud, Sylvie Durán Salvatierra.

Ante una consulta de La Nación, el Ministerio Público informó de que la diligencia tiene relación con una pesquisa por el presunto delito de incumplimiento de deberes.

En el correo electrónico detallaron de que, debido a que la investigada forma parte de los Supremos Poderes, la diligencia está a cargo de Navas Aparicio.

Asimismo, la información judicial agregó que como el caso se encuentra en una etapa que es privada para personas ajenas al expediente, no es posible indicar más detalles, en apego al artículo 295 del Código Penal.

Consultada la ministra Sylvie Durán sobre este asunto, respondió por medio de la oficina de prensa, que el "proceso se encuentra en etapa de investigación, razón por la cual confiamos en la labor de la Fiscalía General de la República y estamos a la espera de los resultados”.

La diligencia que se realizó este jueves se tramita en el expediente 19-000022-0033-PE.

El incumplimiento de deberes, según el artículo 339 del Código Penal, castiga al funcionario que omita o retarde algún acto propio de su función con una pena de uno a cuatro años de prisión.

Emilia Navas inspecciona mercado municipal de Limón en investigación contra Ministra de Cultura

Breve recuento

El mercado municipal de Limón tiene en su fachada impreso que fue construido en 1938, pero en realidad fue en ese año que se inició el levantamiento de la obra. Documentos en poder del Centro de Investigación y Conservación de Patrimonio Cultural detallan que el edificio fue terminado en 1941 y que se trata de una obra de concreto y ladrillo.

Esa construcción la declararon como un lugar de interés histórico arquitectónico el 2 de setiembre de 1998.

En dicha resolución, firmada por el presidente de la República en ese momento Miguel Ángel Rodríguez Echeverría, se prohibió la demolición del inmueble e igualmente su remodelación o reparación parcial o total sin la autorización previa del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura, Juventud y Deportes.

Entre los fundamentos para tomar la decisión estaba “el peligro que corre el inmueble de perder buena parte de la zona verde que aun queda y que le garantiza el entorno natural”.

Dicho inmueble, que es administrado de la Municipalidad de Limón, desde el año 2014 se encuentra sometido a un proceso de remodelación, trabajos que han quedado inconclusos.

En el 2018 trascendió que el Ministerio Público abrió una investigación contra el alcalde Limón, Nestor Mattis Williams, por realizar una contratación administrativa directa de urgencia para reconstruir una parte y levantar una nueva sección del mercado de Limón. El proceso se tramita en el expediente 18-001394-472-PE.

Por ese caso, Mattis fue detenido el pasado 12 de diciembre pero posteriormente lo liberaron porque al momento de la captura el alcalde se encontraba incapacitado.

Paralelamente, se debe agregar de que en abril del año pasado, la ministra Sylvie Durán y el director de Patrimonio Cultural, Diego Meléndez, pidieron a la Procuraduría General de la República interponer una denuncia contra el alcalde Mattis y otros funcionarios porque después de una inspección se determinó que los trabajos de remodelación no correspondían a los establecido en el 2014.

En ese momento dijeron que las obras no respetaron el mantenimiento de las áreas verdes ni mantuvieron el entorno natural que tuvo la infraestructura.

Esa hecho generó que en julio del 2019, un ciudadano presentara ante el Ministerio Público una denuncia esta vez contra la ministra de Cultura por el presunto incumplimiento de deberes. Lo anterior porque el quejoso argumentó que la funcionaria, pese a conocer de las violaciones que se estaban cometiendo al patrimonio, no presentó la denuncia ante la Fiscalía.

Diego Meléndez, quien acompañó en la diligencia realizada por la fiscala Navas este jueves, dijo que la inspección incluyó revisar los procesos de construcción del edificio nuevo y lo que se ha incumplido.

El funcionario agregó que quedó en evidencia que se “afectó el entorno inmediato que es toda la zona verde y arborización externa por los locales temporales. En el plan remedial que se le solicitó a la Municipalidad, se contempla restituir a como era originalmente el edificio y su entorno. Esto porque el entorno es parte de la declaratoria de patrimonio”.