Por: Eillyn Jiménez B..   12 septiembre
El edificio se cerró a las 3 p. m. de este miércoles. Foto: Archivo

El edificio de los Tribunales de Limón permanecerá cerrado este miércoles por la tarde por motivos de seguridad.

Así lo dio a conocer el departamento de prensa del Poder Judicial, que detalló que la decisión fue tomada por el Consejo de Administración de Limón debido a múltiples amenazas.

Al parecer, las intimidaciones están relacionadas con la detención de 16 personas esta madrugada, luego de un saqueo que ocurrió en el Maxi Palí de Limón.

“Por seguridad se tomó esa decisión”, informó el Poder Judicial.

Se prevé que este jueves las instalaciones sean abiertas con normalidad, a menos de que se dé alguna eventualidad que amerite mantener el cierre.

La madrugada de este miércoles varios sujetos ingresaron al local comercial y salieron con diversos artículos.

El ministro de Seguridad Pública, Michael Soto, manifestó que esas personas fueron detenidas y pasadas al Ministerio Público con el informe correspondiente.

Agregó que se trata de personas ajenas a la huelga indefinida que arrancó el lunes pasado, las cuales están aprovechando la coyuntura para cometer actos de vandalismo.

“Delincuentes atentaron contra un supermercado. Ingresaron a causar daños y robos. Fuerza Pública logró detener a 16 personas. Se trata de jóvenes, algunos con historial delictivo, que trataron de causar conmoción en la provincia. Estas serán presentadas ante el Ministerio Público”, detalló Soto.

El jerarca afirmó que se movilizó la cantidad de oficiales necesaria para garantizar que los delincuentes no atenten contra la población y su tranquilidad, tomando en cuenta que antes del saqueo al comercio se dieron diferentes quemas en varios puntos de Limón, como el centro, Cieneguita y Limón 2000.

Además, aparentemente, otro grupo de desconocidos habría asaltado una ferretería.

Daniel Calderón, director de la Fuerza Pública, precisó que atendieron más de 100 bloqueos aislados y quemas en toda la provincia caribeña.

Destacó que entre los detenidos, siete presentan antecedentes por tenencia de droga y cuatro expediente por otros delitos.

“Son gente que no tiene nada que ver con las manifestaciones y aprovecha la situación para generar caos y alterar el orden público (....). Sin embargo, solo en el supermercado se encontró gente dentro sacando artículos”, mencionó Calderón.