Judiciales

Detienen a joven sospechoso de asfixiar un gato en Curridabat

Aprehensión se realizó en Tirrases de Curridabat. Muchacho es investigado por delito de maltrato animal.

Las autoridades judiciales detuvieron a un joven de apellido Mora Hernández, de 18 años, a quien se le investiga por un delito de maltrato animal, luego de que se denunciara que un gato falleció ahogado dentro de un saco, en el río Tiribí, a su paso por Tirrases de Curridabat.

De acuerdo con el informe preliminar de la Sección de Delitos Varios del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), la investigación se llevó a cabo luego de una denuncia que se hizo el jueves 21 de enero del presente año, donde se reportó la muerte de un gato, el cual se encontraba dentro de un saco, en una poza.

Los agentes judiciales recogieron el cuerpo del felino y lo trasladaron a la Escuela Veterinaria San Francisco de Asís para sus respectivos estudios. Los resultados arrojaron que el felino murió debido a asfixia por sumersión.

Luego de diversas indagaciones por parte de las autoridades, este miércoles se detuvo al joven, quien figura como sospechoso de meter al gato en un saco y lanzarlo al río, por lo que el detenido quedó en manos del Ministerio Público para que se determine su situación jurídica.

Acciones violentas como esta son penalizadas según lo que establece la Ley de Bienestar de los Animales.

“Será sancionado con prisión de tres meses a un año, quien directamente o por interpósita persona cause un daño a un animal doméstico o domesticado, que le ocasione un debilitamiento persistente en su salud o implique la pérdida de un sentido, un órgano, un miembro, o lo imposibilite para usar un órgano o un miembro, o le cause sufrimiento o dolor intenso, o agonía prolongada” según el artículo 279 bis del Código Penal.

En caso de que se de una muerte dolosa de un animal, la pena a recibir oscilaría entre tres meses y dos años de prisión.

Recientemente, unos adolescentes quedaron capturados en video, donde se observa a varios jóvenes que tiran a un gato al aire y dejan que el felino se estrelle contra el pavimento, esto en San Sebastián, San José.

Otra situación similar ocurrió el pasado 1.° de julio de 2020, cuando un hombre lanzó un gato desde 30 metros de altura, en un condominio en Curridabat. El próximo 2 de julio, en una audiencia, se resolverá si este caso va a juicio.