Katherine Chaves R.. 18 diciembre, 2019
La Fiscalía realizó durante la mañana allanamientos en cinco puntos para obtener información que ayude a esclarecer el caso Yanber. Uno de los sitios intervenidos fue la casa de Gerardo Corrales, en Curridabat. Fotos: Jorge Navarro
La Fiscalía realizó durante la mañana allanamientos en cinco puntos para obtener información que ayude a esclarecer el caso Yanber. Uno de los sitios intervenidos fue la casa de Gerardo Corrales, en Curridabat. Fotos: Jorge Navarro

Horas después de que la Fiscalía allanó la casa del exgerente general del BAC San José, Gerardo Corrales, por el caso Yanber, su defensor Juan Marcos Rivero salió al paso y aseguró que sobre el economista “no existe una acusación formal", ni existe “una calificación jurídica”.

“Por supuesto que cualquier allanamiento es algo que toma por sorpresa a toda persona, máxime que, como me decía él mismo, es totalmente inocente en este caso”.

La vivienda de Corrales, ubicada en Curridabat, fue solo uno de los cinco puntos allanados por las autoridades la mañana de este miércoles como parte de la investigación que se lleva por el presunto delito de quiebra fraudulenta vinculado con la empresa Corporación Yanber S. A.

Los otros sitios intervenidos fueron las oficinas centrales del BAC San José, el bufete Gómez & Galindo, la Oficina Consultores Financieros Cofin S. A., todos en Escazú, y otra casa en Curridabat, propiedad de un hombre de apellidos Vargas Solís.

Rivero detalló que, actualmente, Corrales se encuentra fuera del país disfrutando de unas vacaciones familiares. De hecho, ante una consulta de este medio, la Dirección General de Migración y Extranjería confirmó que él salió el 7 de diciembre de Costa Rica.

Pero, pese a eso, el defensor indicó que su cliente se puso a “entera disposición” de las autoridades. No precisó cuándo vuelve el exgerente a Costa Rica; el abogado solo dijo que, de momento, es localizable por medio suyo.

En cuanto al allanamiento, Rivero aseguró que son respetuosos de las acciones de la Fiscalía, pero que es necesario resaltar que esto “no significa que es una declaración de culpabilidad de la persona”.

Agregó: “La finalidad del allanamiento es obtener elementos de prueba que sirvan para valorar hechos que se investigan en una causa determinada, en este caso, el de Yanber.

“Pero esos elementos que obtiene el Ministerio Público no necesariamente pueden ser incriminatorios, sino que son elementos que se tienen que valorar incluso si favorecen la posición de la persona en la causa”.

En ese sentido, insistió en que “no existe una acusación formal" en contra de Corrales, ni existe “una calificación jurídica”.

“Es simplemente un acto de investigación más que el Ministerio Público hace”, puntualizó.

‘Hay total apertura de don Gerardo’

El abogado contó que se enteró del allanamiento a la vivienda de su cliente cuando estaba en otra audiencia.

Inmediatamente se puso en contacto con Corrales para conocer la situación y, según dijo Rivero en entrevista con La Nación, el exgerente le aseguró que “no tiene nada que ocultar”.

"Le aseguro que los elementos girarán en muy buena medida sobre la inocencia de don Gerardo. De igual manera, hay total apertura de don Gerardo.

“Cuando me llamó, me comentó que no tiene nada que ocultar y que está a las órdenes de las autoridades. Y eso no es una manifestación hecha al calor de la situación, sino que verdaderamente es así”, apuntó el defensor.

De momento, Rivero comentó que espera a que su cliente regrese al país para afinar los detalles de la defensa.

“Ya tenemos la información (de los allanamientos de hoy) y sobre eso vamos a trabajar y a preparar la defensa respectiva”.