Eillyn Jiménez B.. 28 agosto
El abogado Ramiro Dennis expuso sus conclusiones este martes y pidió una recalificación del delito para su representado Sánchez Sanabria. Foto: Suministrada por Keyna Calderón, corresponsal GN
El abogado Ramiro Dennis expuso sus conclusiones este martes y pidió una recalificación del delito para su representado Sánchez Sanabria. Foto: Suministrada por Keyna Calderón, corresponsal GN

El abogado Ramiro Dennis Smith, quien defiende a un hincha herediano de apellidos Sánchez Sanabria, pidió que se recalificara el delito por el que se acusa a su cliente, quien el 27 de agosto del 2017 golpeó con una piedra en la cabeza a Esteban Araya Arias, un aficionado del Cartaginés de 31 años.

El defensor considera que no se dan los presupuestos de tentativa de homicidio calificado, ya que, a su criterio, no existió alevosía en la actuación de Sánchez.

“Solicité que se recalificara el delito a lesiones gravísimas en razón de que hubo un arrepentimiento de él (Sánchez), que es una persona estudiada, tiene su profesión y familia y está limpio de antecedentes.

“En caso de que el Tribunal comparta mi tesis, pedí que se le imponga el extremo mínimo de tres años y que se le dé el beneficio de ejecución de la pena condicional”, explicó Dennis este martes por la tarde.

Agregó que si los jueces no están de acuerdo con su primera petición, solicitó entonces que se atribuya lo sucedido como un intento de homicidio especialmente atenuado por el estado de emoción violenta.

El abogado calificó como “desproporción” la pena de 25 años que pidió el Ministerio Público contra el seguidor florense.

Por su parte, Erick Varela Vargas, abogado de Araya, aseguró que para ellos está claro de que existe una responsabilidad penal del imputado.

“La alevosía se encuentra demostrada, por la forma en la que golpea la cabeza del ofendido, quien estaba en condición de vulnerabilidad, por lo que sí se reúnen los requisitos para la calificación penal que se dio”, afirmó Varela.

Al cierre del debate, tanto Araya como Sánchez tomaron la palabra y expresaron sus posiciones con respecto a lo que sucedió.

“No puedo tapar el sol porque en el video se ve todo muy claro (...). Le digo a Orco (Sánchez) que no le tengo odio, él cometió un error, yo también lo cometí y los dos estamos pagando las consecuencias”, declaró Araya.

(Video) Brutal paliza a aficionado en Cartago

En tanto, Sánchez reiteró sus disculpas y de nuevo deseó una pronta recuperación al ofendido en esta causa.

“Quiero pedirle una disculpa a Esteban (Araya) por todo lo que pasó. Yo sé que fue un pleito de barras que se salió de control, espero que se recupere y que siga adelante”, manifestó el miembro de La Garra, barra del Herediano.

El Tribunal de juicio está integrado por los jueces Alexánder Salazar Chacón, Rolando Morales Valladares y Edwin Reyes Odio, quienes darán el por tanto de este caso el próximo jueves 30 de agosto a las 2:30 p. m.

“Quiero pedirle una disculpa a Esteban (Araya) por todo lo que pasó. Yo sé que fue un pleito de barras que se salió de control, espero que se recupere y que siga adelante”, Sánchez Sanabria, miembro de La Garra, barra del Herediano.
Los hechos

El 27 de agosto del 2017 estaba pactado un partido de fútbol entre Cartaginés y Herediano. Ese día, minutos antes del juego, hubo un enfrentamiento callejero entre integrantes de la Fuerza Azul, barra de los blanquiazules, y La Garra, seguidores florenses.

En un video, aportado como prueba en el debate, se ve a miembros de los dos grupos de aficionados lanzar piedras. Luego, se dio una golpiza a un aficionado herediano, a quien Araya le quitó la camisa.

Posteriormente, algunos de los florenses se abalanzaron contra Araya, le dieron patadas y puñetazos y, después, Sánchez Sanabria, de 31 años, lo golpeó con una piedra en la cabeza.

Araya quedó inconsciente en el piso y debido a las agresiones que sufrió fue llevado al Hospital Max Peralta de Cartago, donde permaneció internado varios días. En la actualidad, todavía acude a citas y terapias, pues no ha sido dado de alta.

Araya, quien fue el primero en rendir declaración ante los jueces, detalló que perdió un 30% de su cráneo, no puede exponerse al sol ni mojarse, sufrió pérdida de audición en el oído derecho y, además, con su mano derecha no puede levantar ni una botella de refresco de dos litros.

“Le digo a Orco (Sánchez Sanabria) que no le tengo odio, él cometió un error, yo también lo cometí y los dos estamos pagando las consecuencias”, Esteban Araya, aficionado del Cartaginés.

Sánchez descuenta prisión preventiva en el Centro de Atención Integral (CAI) Jorge Arturo Montero Castro, conocido como La Reforma, en San Rafael de Alajuela.

Por las patadas y puñetazos contra Araya, otros dos hombres de apellidos Monge Rojas y Latino Villarreal fueron acusados por lesiones graves.

No obstante, ellos llegaron a una conciliación en la cual admitieron que cometieron el delito y se les impuso una pena de tres años de cárcel, pero sin tener que purgar prisión, pues se comprometieron a que, en un lapso de cinco años, no cometerán ningún otro hecho doloso.

Unido al proceso penal, Esteban Araya Arias está pidiendo una acción civil resarcitoria por ¢90 millones. Los demandados civiles son el Club Sport Cartaginés y la Unión Nacional de Fútbol (Unafut).

Tanto el equipo como la Unafut dijeron en sus conclusiones que no existe nexo causal entre el desarrollo del encuentro deportivo y las lesiones que sufrió Esteban Araya.

Asimismo, pidieron que se rechace la acción civil y que el actor civil asuma las costas del proceso.

(Video) Raymundo Pérez, abogado del Cartaginés, se refiere a sus conclusiones

Colaboró la corresponsal de GN, Keyna Calderón.