Katherine Chaves R.. Hace 1 día
En el 2013, Joel Cabrera Calvo accedió a conversar con 'La Nación' sobre la agresión que supuestamente sufrió por parte de custodios del OIJ. Foto: Archivo
En el 2013, Joel Cabrera Calvo accedió a conversar con 'La Nación' sobre la agresión que supuestamente sufrió por parte de custodios del OIJ. Foto: Archivo

Diez custodios y un conserje acusados por una golpiza contra un reo, ocurrida hace ocho años en una celda del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) en San José, irán a audiencia preliminar el próximo 16 de junio.

Así lo confirmó el Poder Judicial ante una consulta de La Nación.

La supuesta agresión se produjo en julio del 2013 cuando dos custodios de la Policía Judicial arremetieron contra Mayron Joel Cabrera Calvo, mientras otros nueve funcionarios observaron el incidente sin intervenir.

Cabrera Calvo, quien en aquel momento tenía 20 años, se encontraba en ese espacio carcelario porque debía declarar como imputado en una causa penal.

En el ataque, que quedó grabado, le lesionaron un brazo.

Por esos hechos, detuvieron de inmediato a diez agentes identificados con los apellidos Calvo Rodríguez, Matamoros Díaz, Mora Bermúdez, Leiva Ulloa, Coto Castillo, López Espinoza, Hernández Solera, Solís Jiménez, González Solano y Castillo Castillo.

También capturaron a otro funcionario judicial, apellidado Rodríguez Otárola, quien era conserje.

Tres años después, el 21 de junio del 2016, la Fiscalía Adjunta de San José, acusó a los imputados por abuso de autoridad y por ello remitió el expediente 13-000011-1292-PE al Juzgado Penal de la zona con solicitud de apertura a juicio.

No obstante, pese a que ha pasado un lustro desde que se presentó la acusación, aún no se ha realizado ni siquiera la audiencia preliminar en este caso.

Es decir, en este momento todavía se desconoce si los funcionarios judiciales afrontarán o no un juicio por este asunto.

La oficina del Poder Judicial confirmó que la audiencia finalmente está prevista para el 16 de junio en el Juzgado Penal de San José. Hasta ese momento se conocerá cuál será el rumbo de la causa.

Por otra parte, este medio también consultó cuál ha sido el destino de la pesquisa administrativa que se abrió contra los custodios y el conserje. Al respecto, la oficina de prensa del OIJ indicó:

“La causa aún se encuentra en investigación tanto a nivel disciplinario en la Inspección Judicial como en la Fiscalía de Probidad, lo que nos imposibilita a brindar información al respecto”.

Actualmente, Cabrera se encuentra en la cárcel La Reforma, en Alajuela, y descuenta una pena de 10 años y seis meses por unificación de distintos delitos contra la propiedad, confirmó el Ministerio de Justicia.

Él ingresó al sistema penitenciario en el 2010 y su salida está prevista para el 21 de agosto 2021.

Se hicieron las gestiones para intentar conversar con el privado de libertad, pero, al cierre de esta nota, no fue posible localizarlo por medio de la oficina de prensa de Justicia.

Recién ocurrida la agresión contra el reo, en 2013, varios agentes judiciales involucrados fueron separados de su puesto, pero un juzgado ordenó luego que volvieran a sus funciones. Foto: Archivo
Recién ocurrida la agresión contra el reo, en 2013, varios agentes judiciales involucrados fueron separados de su puesto, pero un juzgado ordenó luego que volvieran a sus funciones. Foto: Archivo
Todo quedó grabado

La agresión al reo ocurrió el jueves 11 de julio, a la 6:45 a. m., en el sótano del edificio del OIJ en San José.

En aquella ocasión, dos custodios destacados en Goicoechea llegaron a San José con el reo Mayron Joel, quien en aquel momento descontaba una pena de tres años y cuatro meses de cárcel por robo agravado.

Los agentes debían llevarlo a declarar en un juzgado penal en otra causa por robo.

Un informe policial del OIJ detalló que un custodio, de apellido Matamoros, tuvo una discusión con Cabrera y, cuando lo llevaba para las celdas, lo empujó.

Luego, una vez en la celda y cuando el otro custodio (Calvo) le quitó las esposas, ambos presuntamente le propinaron golpes con las manos y los pies.

Un video decomisado por el OIJ mostró a ambos custodios participando en la agresión. Precisamente, ahí se observa a otros nueve funcionarios mirando la pelea sin intervenir. Los 11 fueron detenidos ese mismo día en la noche.

En aquel momento, el Juzgado Penal de Hacienda suspendió del ejercicio del cargo, con goce de salario, a seis custodios, mientras los otros cinco funcionarios fueron reinstalados.

Sin embargo, meses después y gracias a una apelación interpuesta por su defensor, dicha oficina levantó las medidas y les permitió a los agentes retomar sus funciones.

Francisco Segura, quien era el director del OIJ en esos años, manifestó a La Nación en el 2013 que respetaba la resolución, pero que no la compartía.

“Si a esos muchachos, cualquier privado de libertad los incita a una gresca y nuevamente se ven involucrados, el que se va a ver involucrado es todo el sistema.

“Para mí, esas personas deberían de haber quedado suspendidas, sin trabajar dentro del sistema hasta tanto no se resolviera su situación en los tribunales”, señaló Segura en aquel entonces.