Carlos Arguedas. 9 julio
En octubre del año pasado, Berenice Smith compareció ante la comisión legislativa de créditos bancarios.
En octubre del año pasado, Berenice Smith compareció ante la comisión legislativa de créditos bancarios.

Los magistrados de la Corte Plena tomaron esta noche un acuerdo sobre el futuro de la ex fiscala subrogante Berenice Smith, pero al cierre de esta información no había trascendido en qué consistía la sanción.

El tema comenzó a ser analizado a las 10 a. m. de este lunes.

La investigación tiene que ver con una decisión que tomaron los magistrados de la Sala Tercera el 20 de febrero del 2017 –acogiendo una solicitud de Berenice Smith– de desestimar un proceso penal contra los exdiputados Otto Guevara Gutt y Víctor Morales Zapata, por el delito de tráfico de influencias.

El informe también analiza eventuales faltas de los magistrados de la Sala Tercera al tomar la decisión; no obstante en relación con ellos la decisión se tomaría en la siguiente sesión.

Este lunes solo vieron la situación de Smith, quien se desempeña actualmente como fiscala adjunta de Cartago.

La discusión

El máximo órgano del Poder Judicial analiza un informe del magistrado Román Solís, quien estuvo a cargo de la instrucción del caso, así como el descargo presentado en forma escrita por los integrantes de la Sala Penal.

El informe, de carácter disciplinario, se relaciona con una decisión tomada el 20 de febrero del 2017 por los altos jueces Carlos Chinchilla Sandí, Doris Arias Madrigal, Celso Gamboa Sánchez (ya destituido), María Elena Gómez Cortés y Jesús Ramírez Quirós.

Ellos desestimaron abrir un proceso penal contra los entonces legisladores Guevara Guth, del Movimiento Libertario, y Morales Zapata, de Acción Ciudadana. Este delito se castiga con dos a cinco años de cárcel.

La denuncia original indicaba que, supuestamente, Guevara y Morales se habían aliado para que el gobierno de Luis Guillermo Solís Rivera reformara el Reglamento Técnico de Cemento, que limitaba la importación de cemento extranjero y así favorecer al empresario Juan Carlos Bolaños Rojas, para traer material desde China.

El informe de la causa lo presentó la entonces fiscala subrogante, Berenice Smith, pues para ese momento el fiscal general Jorge Chavarría Guzmán estaba de vacaciones. Smith indicó que no se había hallado prueba contra los hoy excongresistas y, por tal motivo, pidió la desestimación de la causa.

Los magistrados de la Sala Tercera acogieron, por unanimidad, la solicitud de la fiscala, según el voto 2017-134.

En octubre pasado, el presidente de la Corte, Carlos Chinchilla, pidió al Tribunal de la Inspección Judicial determinar si la Fiscalía los indujo a error a él y a los demás magistrados penales que tomaron la decisión.