Carlos Arguedas C.. 13 mayo
La toma de la muestra de la voz se hará cuando los detenidos sean sometidos por la Policía Judicial al proceso de identificación. Foto archivo LN.
La toma de la muestra de la voz se hará cuando los detenidos sean sometidos por la Policía Judicial al proceso de identificación. Foto archivo LN.

Cada vez que la Policía Judicial detenga al sospechoso de un delito, podrá grabar su voz como parte del proceso para verificar su identidad.

El proceso será posible luego de que este lunes, la Corte Plena aprobara un reglamento y su respectivo protocolo que regula ese procedimiento.

La medida la avalaron 15 magistrados, pues uno se opuso y seis (miembros de la Sala Constitucional) se abstuvieron. Estos alegaron que emitir criterio en este momento les impedirá posteriormente resolver recursos por la posible violación de derechos fundamentales con esta regulación.

La puesta en funcionamiento de este nuevo sistema para verificar la identidad de un ciudadano será posible una vez que el acta de Corte Plena de este lunes adquiera firmerza, y la disposición sea publicada en el Boletín Judicial que se incluye en el diario oficial La Gaceta.

La normativa se denomina Reglamento de Registro de Datos de Voces para la Reseña Biométrica y Protocolo para la toma de Muestras de Voz de Personas Reseñadas; ambas son iniciativa del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y del Ministerio Público.

En la sesión de este lunes, los 22 magistrados escucharon los criterios sobre ambas propuestas, analizadas por los magistrados Jorge Desanti Henderson y Patricia Solano, ambos de la Sala de Casación Penal.

Desanti se manifestó en contra de la iniciativa porque en su criterio “a la persona se le está exigiendo un acto de grabación de voz que podría ser contrario a la legislación", además, dijo, “se le debe indicar a la persona que las grabaciones podrían ser utilizadas en un futuro en investigaciones policiales”. Por lo tanto, "se requiere el consentimiento de la persona”.

Solano, sin embargo, recordó que el artículo 88 del Código Procesal Penal obliga a todas las personas a suministrar sus datos personales . “Simplemente es tomar en audio y video las reseñas de identificación. Es obligación del imputado suministrar sus datos”, agregó.

Para el presidente de la Corte, Fernando Cruz Castro, estas disposiciones “de identificación van a ser una herramienta muy útil para los casos de secuestros y de narcotráfico”.

Detalles importantes

El reglamento consta de 17 artículos y el fin principal es contar con un banco en el cual estén almacenadas la voces de todas las personas que son detenidas como posibles responsables de cometer un delito.

La toma de la voz se hará en las 34 oficinas que el OIJ tiene en todo el territorio nacional, cuando los sospechosos sean sometidos a la toma de huellas dactilares y fotografía, para la reseña policial.

“En realidad, las grabaciones captadas en las respectivas reseñas policiales, constituirán un elemento más de identificación de la persona reseñada, como lo es su fotografía, su huella dactilar y sus datos personales. De hecho, bastará con grabar la voz del reseñado al momento de brindar sus datos, para obtener la grabación útil que será incorporada a la base de datos”, precisó la justificación del plan que fue presentado a la Corte Plena por el OIJ y el Ministerio Público, en agosto del 2018.

Una vez guardada la voz, se le podrá comparar por medio de un programa digital con audios de personas implicadas en delitos como estafas, secuestros o narcotráfico, para dar con la identidad del implicado.

“Este procedimiento de validación de identidad forma parte de los métodos biométricos, basados en el reconocimiento de características físicas únicas de cada persona; esto significa que la huella vocal está vinculada física e invariablemente a ella”, señala el proyecto policial.

Las autoridades estiman que un audio de voz óptimo para una reseña debe tener una duración mínima de 40 segundos y se almacenará en el Sistema Integrado de Voces (SIV) que tendrá caracter confidencial.

En la iniciativa que enviaron el OIJ y la Fiscalía se consigna que “es innegable la relevancia de contar con una herramienta que permita identificar con mayor precisión y ayuda de los avances tecnológicos, a los presuntos intervinientes en hechos delictivos, sea para descartarles como autores de un ilícito, como para encauzar con mayor eficiencia la investigación”.