Eillyn Jiménez B.. 25 septiembre
La pena fue impuesta por el Tribunal Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial de San José. Foto: Archivo/ Fabián Hernández
La pena fue impuesta por el Tribunal Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial de San José. Foto: Archivo/ Fabián Hernández

Un joven de 22 años fue condenado por intentar sobornar a un oficial de la Policía de Tránsito y agredir a un policía municipal el pasado 31 de enero en Brasilito de Santa Cruz, Guanacaste.

La sentencia de dos años de prisión, con beneficio de ejecución condicional, fue dictada por el Tribunal Penal de Hacienda del Segundo Circuito Judicial de San José el pasado jueves 19 de setiembre.

De acuerdo con la Fiscalía, Carlos Armando Rodríguez Rivera se acogió a un procedimiento especial abreviado, en el que aceptó ser el responsable de los delitos de penalidad del corruptor en modalidad de cohecho propio y resistencia agravada.

Por el primer hecho se le condenó a dos años de cárcel y por el segundo a uno, para un total de tres años. Sin embargo, la pena fue adecuada a dos.

En caso de cometer algún otro delito en los próximos tres años, Rodríguez deberá cumplir su sentencia en prisión.

El caso

La investigación realizada por las autoridades permitió establecer que el muchacho viajaba sin casco en motocicleta, motivo por el cual un oficial de Tránsito y dos de la Policía Municipal lo abordaron en Brasilito de Santa Cruz.

Durante la revisión, los uniformados se percataron de que Rodríguez no tenía licencia y la moto no tenía placas, ni revisión técnica, por lo que esta fue decomisada.

En ese momento, el joven "le pidió al oficial de Tránsito que hicieran un arreglo y le ofreció entregarle un monto en dólares.

“Cuando el funcionario rechazó el ofrecimiento y se procedió a subir la moto a la patrulla, el imputado golpeó en la oreja derecha a uno de los policías municipales e inició un forcejeo, por lo que fue detenido”, explicó la Fiscalía.

Este caso se desarrolló dentro del expediente 19-000060-1260-PE.