Hugo Solano C.. 7 febrero
La sentencia condenatoria tuvo lugar el martes en los Tribunales de Desamparados, de donde salieron los dos imputados directo a prisión. Foto: Diana Méndez/Archivo, fines ilustrativos.
La sentencia condenatoria tuvo lugar el martes en los Tribunales de Desamparados, de donde salieron los dos imputados directo a prisión. Foto: Diana Méndez/Archivo, fines ilustrativos.

Violar y despojar de pertenencias a tres mujeres les costará a dos individuos una larga estancia en prisión, según la sentencia dictada por el Tribunal Penal de Desamparados.

Luis Alberto Calderón Valverde, de 39 años, y José Luis Sotelo Aragón, de 34, fueron condenados a un total de 167 años de cárcel.

No obstante, la pena les fue readecuada, de manera que cada uno cumplirá 42 años de prisión, en lugar de los 83 y seis meses, que dictó la sentencia el martes, según informó este jueves la oficina de prensa del Ministerio Público.

Ambos se sometieron a un procedimiento abreviado, con lo que se eliminó la etapa de juicio.

Modo de operar

El primer hecho ocurrió la noche del 31 de enero del 2003, cuando la ofendida abordó un taxi informal, en las inmediaciones de su casa, en San Rafael Arriba de Desamparados.

La mujer se sentó en la parte trasera, mientras que el carro era conducido por Calderón; el Ministerio Público comprobó que Sotelo iba oculto en el vehículo y, de manera sorpresiva, se puso junto a la mujer, la tomó por el cuello y la amenazó con un arma de fuego.

Luego le hizo saber que se trataba de un asalto y que debía colaborar o si no la mataría.

La mujer, que para esa época tenía 22 años, fue trasladada a un lugar solitario en Aserrí, donde ambos imputados la violaron; posteriormente le robaron ₵32.000 y el celular y la dejaron abandonada en el lugar.

El seis de junio de ese mismo año, otra mujer de 28 años abordó el taxi en el sector, por lo que los imputados aprovecharon para amenazarla y trasladarla a un lugar de Desamparados donde la violaron y le sustrajeron sus pertenencias y dinero en efectivo.

El último acto que se les inculpa ocurrió el mes siguiente, cuando los hombres interceptaron a una menor de 15 años y repitieron el modo de actuar.

Sotelo, quien es nicaragüense con cédula de residencia, la amenazó y entre ambos la introdujeron al vehículo. Los imputados trasladaron a la víctima a un sitio solitario en Desamparados, donde los dos la violaron

Los delincuentes fueron detenidos el 19 de julio del 2003, Aunque en el 2005 se realizó un juicio en su contra, en el que fueron condenados, el 12 de octubre del 2017 su defensora presentó un recurso de revisión, por el que se señaló un nuevo juicio, que tuvo como resultado la sentencia contra ambos este 5 de febrero.

La pena la comenzaron a descontar en el módulo de mediana cerrada de La Reforma, en San Rafael de Alajuela.

Mientras la nueva sentencia adquiere firmeza, los hombres cumplirán prisión preventiva.