Eillyn Jiménez B.. 27 mayo

Una mujer denunció haber sido víctima de violación este fin de semana, mientras departía en el bar El Wok, en barrio La California, San José.

La oficina de prensa de la Policía Judicial confirmó a La Nación que una persona interpuso una denuncia por violación el fin de semana; sin embargo, al estar en investigación el caso no ahondarán en detalles.

Además, en estas situaciones se protege la identidad de la víctima y de momento no hay personas detenidas por el caso.

En tanto, los encargados del bar se pusieron a disposición del Organismo de Investigación Judicial (OIJ), luego de que trascendiera en redes sociales que en ese sitio se registró un presunto ataque sexual.

En su perfil de Facebook, el bar El Wok detalló que ofrecieron a los investigadores judiciales los videos de las cámaras de circuito cerrado, las cuales fueron instaladas para la seguridad de los clientes.

“El día de hoy (domingo) nos enteramos por redes sociales de un supuesto acto de agresión sexual que se habría dado en nuestro local. Totalmente convencidos de que este tipo de situaciones son inaceptables, acudimos de inmediato al OIJ para ponernos a su disposición y colaborar con su trabajo”, precisó el establecimiento.

El día de hoy nos enteramos por redes sociales de un supuesto acto de agresión sexual que se habría dado en nuestro...

Posted by El Wok on Sunday, May 26, 2019

Además, el comercio condenó este tipo de situaciones y recalcaron que ninguno de los colaboradores fue alertado sobre la situación para intervenir en los hechos.

“Es la primera vez que enfrentamos denuncias de este tipo. Acogeremos todas las recomendaciones de las autoridades (...) y no descansaremos para garantizar que este tipo de situaciones que afectan nuestra sociedad no ingresen a nuestras instalaciones”, detallaron los encargados del comercio en su plataforma social.

Voz del comercio

Más tarde, el propietario del bar, Mauricio Vega, en declaraciones a La Nación, aseguró que le brindarán “apoyo total a la afectada”, en este caso.

"Ningún tipo de agresión contra la mujer debe minimizarse, por lo que estamos buscando la asesoría para implementar protocolos y reforzar la seguridad que garantice que nuestras clientas puedan disfrutar tranquilas sin estar expuestas a abusos de ningún tipo durante nuestras actividades.

“Con el debido acompañamiento, queremos iniciar una campaña de prevención y sensibilización sobre el tema para llevar el mensaje más allá de nuestro bar, pues creemos que las mujeres tienen el derecho de salir tranquilas y sin miedo a cualquier lugar”, indicó.

Los casos de violaciones, abusos sexuales, relaciones con menores de edad, proxenetismo, fabricación y divulgación de pornografía, trata de personas y rapto con fines de matrimonio llegan cada vez más al Ministerio Público.

Entre el 2004 y el 2017, las denuncias por ese tipo de conductas creció un 74%, según los datos divulgados por el Poder Judicial.

En el 2017, el año más reciente en el que se tienen cifras, las autoridades recibieron un total de 8.818 quejas; eso equivale a una por hora.