Katherine Chaves R.. 7 abril
Justicia brindó atención psicológica a los reclusos que compartían módulo con el fallecido. Foto: Archivo
Justicia brindó atención psicológica a los reclusos que compartían módulo con el fallecido. Foto: Archivo

La autopsia que le realizarán a un reo, de apellidos Aguilar Barquero, de 43 años, revelará si murió a causa del nuevo coronavirus, confirmó el Organismo de Investigación Judicial (OIJ).

Aguilar, quien no tenía enfermedad alguna conocida, falleció este martes de forma repentina en la cárcel Jorge Arturo Montero Castro, conocida como La Reforma, en Alajuela. Él descontaba prisión por homicidio simple y robo agravado, detalló el Ministerio de Justicia y Paz.

Según indicó el ministerio, durante el recuento de privados de libertad que se hace todas las mañanas a diario, la Policía Penitenciaria notó que Aguilar no respondía a sus llamados.

Se le acercaron y “tras verificar que no respondía a estímulos, fue trasladado de emergencia al hospital de Alajuela”, donde falleció, señaló Justicia.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegó al sitio para hacer el levantamiento y traslado del cuerpo a Medicatura Forense, en donde se le realizará la respectiva autopsia que determinará su causa de muerte.

Preocupación de reclusos

La muerte de Aguilar puso en alerta a los reclusos que compartían el módulo con él, ya que temen que se trate de una muerte a causa del nuevo coronavirus.

Según versiones que circulan en un audio, el reo fallecido presentaba serias dificultades para respirar, el cual es uno de los principales síntomas del covid-19.

Supuestamente Aguilar solicitó ayuda médica, pero, al parecer, le fue negada.

Fiorella Salazar, ministra de Justicia, sale al paso de esas versiones y asegura que Aguilar no murió a causa del covid-19 y pidió no generar alarma en la población penal.

Según indicó la oficina de prensa de esa cartera, una vez que se enteraron de la muerte del recluso, la Dirección de esa cárcel se reunió con los ocupantes del módulo para conocer qué había pasado.

El departamento de prensa mencionó que los otros reos dijeron no haber visto “nada fuera de lo normal”.

“De hecho, un privado de libertad que se levantó para ir al servicio sanitario, a eso de las 5 de la mañana (de este martes), lo escuchó roncar. En la noche no hubo solicitud alguna de atención médica por parte de la persona fallecida”, se lee en una respuesta que brinda Justicia.

Agregó que ante la situación, le ofrecieron atención psicológica a la población de ese módulo.