Marco Marín. 14 septiembre
Ronald Núñez Rubí fue capturado un día después del hallazgo de los cuerpos, en un retén de carreteras en Los Chiles, en Alajuela, mientras viajaba en un taxi informal. Foto: archivo
Ronald Núñez Rubí fue capturado un día después del hallazgo de los cuerpos, en un retén de carreteras en Los Chiles, en Alajuela, mientras viajaba en un taxi informal. Foto: archivo

Dos años después de asesinar y robar a una pareja de mujeres en un hotel de San José, Ronald Núñez Rubí fue condenado a 30 años y siete meses de prisión.

El Tribunal Penal del Primer Circuito Judicial de San José dictó sentencia, la mañana de este viernes, luego de 10 días de juicio durante los cuales la Fiscalía Adjunta de Asuntos de Género logró demostrar la culpabilidad del imputado.

El crimen se remonta al 4 de agosto del 2016 cuando dos mujeres, de apellidos Centeno Rugama, de 32 años, y Moreira Castillo, de 46 años, fueron encontradas sin vida dentro de la habitación de una cuartería, llamada Hotel Avenida Segunda, la cual se ubica diagonal al Barrio Chino en San José.

Las víctimas aparecieron muertas, maniatadas y desnudas debajo de la cama. Uno de los cuerpos estaba bocarriba y otro el otro bocabajo.

En esa ocasión, el administrador de la cuartería informó a las autoridades de que las mujeres ingresaron al local en compañía de un sujeto en horas de la madrugada. Ellos llegaron a pie hasta ese lugar.

En la recepción, el hombre se identificó como de apellido Núñez y pasó con las mujeres a la habitación y, cuatro horas después, salió solo y se fue.

Extrañado por la situación, el administrador subió a la habitación, tocó la puerta dos veces, pero, como no obtuvo respuesta, ingresó al cuarto. Al revisar debajo de la cama, halló los cuerpos.

La investigación preliminar del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) indicó que Moreira Castillo murió asfixiada con una cortina del baño. Entre tanto, Centeno Rugama falleció por estrangulamiento con las manos. Esto fue corroborado por la investigación realizada por el Ministerio Público.

Luego de asesinar a las mujeres, Núñez Rubí sustrajo el celular de una de ellas y se dio a la fuga. Fue capturado un día después en un retén de carreteras en Los Chiles, en Alajuela, mientras viajaba en un taxi informal en compañía de su hermana.

De acuerdo al Ministerio Público, el imputado fue sentenciado a 30 años por dos delitos de homicidio y a siete meses por un delito de hurto.

El caso se tramitó en el expediente 16-019208-042-PE. Núñez Rubí continuará en prisión preventiva hasta que la sentencia quede en firme.

Colaboró en esta información la periodista Katherine Chaves.