Marco Marín. 13 julio
La sentencia condenatoria se dictó en los Tribunales de Desamparados. Foto: Archivo.
La sentencia condenatoria se dictó en los Tribunales de Desamparados. Foto: Archivo.

El Tribunal Penal de Desamparados condenó este jueves a Niko Herbillón Araya a descontar 16 años de cárcel por tentativa de homicidio, dos tentativas de robo agravado y un asalto, hechos que se remontan a mayo del 2016.

De acuerdo a la acusación presentada por la Fiscalía, el 29 de mayo del 2016 Herbillón Araya abordó a dos víctimas en San Miguel de Desamparados y les sustrajo el teléfono celular. Lo anterior después de que le colocó un cuchillo en el abdomen a uno de los ofendidos.

Más tarde, ese día, el mismo individuo, en compañía de otro cómplice, apellidado Ramírez Marín, detuvo a tres personas con la intención de asaltarlas, pero el robo fue frustrado cuando un taxista se detuvo al ver la escena.

Días después, una de las víctimas del fallido asalto se acercó al delincuente y le reclamó por el intento de robo. En ese momento, Herbillón Araya aprovechó para apuntarle a la cabeza con un arma hechiza la cual intentó accionar, pero la misma no disparó.

Gracias a la investigación, la cual se tramitó bajo los expedientes 16–013200–042-PE y 16–013207–042-PE, el Tribunal de Desamparados condenó a Herbillón a seis años de prisión por un delito de robo agravado, siete por tentativa de homicidio y tres por el intento de asalto.

Además, condenó a Ramírez a tres años por tentativa de robo agravado; sin embargo, este último no irá a la cárcel porque el bajo monto de la pena impuesta le permite acogerse al beneficio de ejecución condicional, siempre y cuando no vuelva a delinquir.

Ramírez, de 25 años, es vecino de Los Guido, Desamparados.