Carlos Láscarez S.. 10 julio

El adolescente que el lunes le quitó el arma a un oficial de Fuerza Pública en Guatuso y luego le disparó, pasará un mes internado en un centro especializado, confirmó la oficina de prensa de la Fiscalía.

La medida fue interpuesta este miércoles en la mañana por el Juzgado Penal Juvenil de San Carlos, mientras se sigue una investigación en su contra como sospechoso de un delito de tentativa de homicidio.

El oficial de la Fuerza Pública fue remitido en condición estable al Hospital San Carlos. Foto suministrada por Edgar Chinchilla
El oficial de la Fuerza Pública fue remitido en condición estable al Hospital San Carlos. Foto suministrada por Edgar Chinchilla

Durante el plazo de internamiento, se realizarán las pericias necesarias para confirmar o descartar que el joven tenga algún padecimiento mental. Sin embargo, se descartó que estuviera bajo los efectos de sustancias psicoactivas.

Los hechos ocurrieron en una clínica de Guatuso, el lunes anterior, cuando un oficial de Fuerza Pública de apellido Alvarado se presentó a atender una situación en el lugar.

Por razones que se investigan, el joven de 16 años presuntamente tomó el arma de reglamento del policía y lo baleó en una pierna.

Tras lo ocurrido, el sospechoso quedó detenido y fue trasladado a la Fiscalía de la zona, para el respectivo trámite del caso. El expediente continuará en investigación.

En un inicio, autoridades del Hospital San Carlos habían indicado que el menor era un paciente psicopático (con un trastorno antisocial).