5 julio, 2017

Limón

Un chofer de autobús sospechoso de matar a un inversionista estadounidense en el 2015 habría utilizado un celular con 400 chips diferentes para no dejar rastros al comunicarse con sus cómplices.

Así lo revelaron oficiales del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) durante el juicio que se desarrolla en los Tribunales de Limón.

El sospechoso, de apellido Zúniga y de 30 años, habría actuado junto con dos hermanas apellidadas Gaytán. Los tres son acusados del homicidio de Brian Lynn Hogue, cuyo cuerpo sigue sin aparecer.

El juicio se desarrolla en los Tribunales de Limón.
El juicio se desarrolla en los Tribunales de Limón.

En el juicio también comparece como imputado otro hombre de apellido Corrales.

Además del homicidio calificado, las autoridades investigan tres delitos de estafa y tres cargos por falsedad ideológica.

El estadounidense, de 67 años, habría sido ultimado luego de que, por casualidad, descubriera que lo habían despojado de dos fincas, sus respectivas casas y un vehículo mediante un fraude registral.

La investigación del OIJ abarcó cuatro provincias: San José, Puntarenas, Alajuela y Limón, lugar donde el ofendido se trasladó con fines presuntamente vacacionales.

La desaparición de la víctima tuvo lugar el 1.° de junio del 2015, fecha en que, al parecer, fue asesinado tras haber sido sacado a la fuerza del hotel en que se encontraba alojado.

Etiquetado como: