Gustavo Fallas M.. 7 enero, 2016
Al parecer, la presunta agresora, lanzó a la menor contra una puerta y le dio puñetazos.
Al parecer, la presunta agresora, lanzó a la menor contra una puerta y le dio puñetazos.

Una mujer de apellido Hurtado, quien fue detenida este miércoles como sospechosa de agredir a su nieta de dos años, en La Tigra de San Carlos, quedó en libertad en la tarde de ese mismo día.

De acuerdo con información de la oficina de prensa del Ministerio Público, la Fiscalía no pidió la medida de prisión preventiva porque la supuesta agresora, de 36 años, cuenta con arraigo domiciliar.

“No obstante, la Fiscalía se aseguró de que no existiera peligro para la niña en caso de que la mujer permaneciera en libertad mientras se realiza la investigación”, aseguró la entidad.

De acuerdo con las autoridades judiciales, la noche del martes, a eso de las 6:40 p. m., la sospechosa lanzó a la nieta contra una puerta y luego le dio puñetazos.

La denuncia fue puesta por una vecina, quien vio la agresión. También, oficiales de la Fuerza Pública que llegaron a atender la situación dijeron ver a la mujer golpeando a la nieta.

El delito que se investiga contra la abuela es el de incumplimiento de los deberes de asistencia, el cual se sanciona con prisión de seis meses a un año y con la incapacidad para ejercer la patria potestad hasta por dos años.

“La Fiscalía se encuentra recabando pruebas. Al ser un proceso que se tramita por flagrancia, se cuenta con 15 días para presentar el respectivo requerimento contra la sospechosa”, comunicó el Ministerio Público.

Actualmente, la niña se encuentra bajo tutela del Patronato Nacional de la Infancia (PANI), quien la colocó con recurso comunal, es decir, con un vecino o una persona cercana con quien ella esté segura.

La madre de la menor apareció la tarde de ayer, pero no le fue entregada la víctima, según detalló el PANI.

El PANI realizará estudios a otros familiares para determinar si le entregan la niña.