Judiciales

Abogados de sospechosos de corrupción con obra pública tendrán poco tiempo para defensa

Audiencia va a paso lento, con divisiones y retrasos mientras Fiscalía ha ocupado dos días y medio en exposición

Abogados defensores de las 30 personas que el lunes fueron detenidas como sospechosas de obtener beneficios indebidos en procesos de contratación y ejecución contractual de obra pública, cuestionan la lentitud y varios criterios que la Fiscalía ha expuesto.

De acuerdo con Erick Gatgens, abogado de dos detenidas, aunque desde la noche del miércoles la jueza a cargo, Carolina Lizano, emplazó a la representación fiscal para que concluyeran este jueves, a las 5 p. m. apenas iban por 27 de unos 48 hechos que pretendían exponer.

Gatgens dijo que el Código Procesal Penal establece 48 horas para terminar una audiencia, plazo que en esta ocasión se duplica a 96 horas, por catalogarse como de tramitación compleja, por lo cual a partir del sábado en la tarde se vence el tiempo y la detención de las 30 personas a partir de ahí sería ilegal.

Añadió que va a quedar muy poco plazo para que los defensores intervengan con sus múltiples objeciones y quejas contra el proceso, entre ellas las intervenciones telefónicas.

Dice que la jueza no puede prescindir de la intervención de la defensa, porque se violentaría un derecho de los imputados.

Otra objeción tiene que ver con el hecho de que la audiencia se dividió este jueves porque uno de los imputados no contó con su defensor. A esa persona se le inició una vista por aparte y con otro juez a cargo.

Dijo que el criterio de los defensores de este caso coincide en que se forzó para incluirlo como de crimen organizado y así poder intervenir las comunicaciones, pero para ellos eso es muy cuestionable y no ajusta a la legislación vigente.

Gatgens, defensor de la dueña de H. Solís, Mélida Solís Vargas y de su hermana Sonia, secretaria en la sociedad de Also Frutales, afirmó que ambas afrontan el proceso con normalidad, pese a que las condiciones de las celdas por espacio y salubridad, son riesgosas en la actual situación de pandemia.

Para Gatgens, otra acción que va contra lo establecido es que varios allanamientos en H. Solís se hicieron sin juez, ni fiscal y estando sus defendidas en celdas del OIJ.

Una vez que esta audiencia termine, posiblemente el sábado, lo que la jueza Lizano resuelva está sujeto a apelación, pero dicha medida no suspende lo que se disponga para cada uno de los detenidos.

Si alguien apela, se tardaría al menos una semana y media en los tribunales para resolver la audiencia de apelación, puntualizó Gatgens.

Otros abogados como Erick Ramos y Rodrigo Araya, también han cuestionado el hecho de que la Fiscalía dure tanto en su exposición.

Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.

Vanessa Loaiza N.

Vanessa Loaiza N.

Editora de Sucesos. Trabaja en la Redacción de La Nación desde 1998. Se especializó en temas de Infraestructura, concesión de obra pública, contratación administrativa y Transportes.