Sucesos

Inspección Judicial exonera a juez que liberó a detenido con coca

Señala que funcionario actuó en forma correcta al resolver medidas

Corredores. La Inspección Judicial exoneró de toda responsabilidad al juez penal de Corredores, Luis Guillermo Araya Vallejos, por liberar en abril pasado, con medidas cautelares, a un individuo que conducía un taxi el cual se escondían 28 kilos de cocaína.

La decisión la tomó el Tribunal de la Inspección Judicial en agosto; sin embargo, esta trascendió esta semana, luego de concluir una investigación ordenada por la presidenta a. í. de la Corte Suprema de Justicia, Zarella Villanueva.

En la resolución, los jueces Rodrigo Flores, Leda Méndez y Eduardo Alfaro, determinaron que Araya actuó dentro del marco constitucional y legal y que al momento de resolver lo hizo con los elementos de juicio que constaban en el expediente.

Antecedente. Este asunto trascendió el 23 de abril pasado cuando el Juzgado Penal de Corredores dictó medidas cautelares a un taxista de apellido Ríos, detenido el día anterior en Agua Buena de Coto Brus, Puntarenas.

El imputado fue interceptado por la Fuerza Pública –en un retén en carretera– para una revisión de rutina. Empero, al notar el nerviosismo del hombre, decidieron hacer un chequeo más minucioso del carro y fue cuando varias horas después encontraron los 28 kilos de cocaína ocultos en el tanque del combustible.

Araya, fundamentado en que el implicado tenía domicilio fijo, laboraba como mecánico en un taller y era la primera vez que aparecía implicado en un hecho delictivo, lo dejó en libertad, pero con medidas cautelares, como presentarse a firmar a un despacho judicial, mantener residencia y trabajo fijo y no salir del territorio nacional.

Esa decisión la apeló el Ministerio Público, con el argumento de peligro de fuga, pues el imputado vivía cerca de frontera con Panamá, además de falta de trabajo estable.

El Tribunal Penal de Corredores al conocer el recurso revocó el 3 de mayo la liberación de Ríos y ordenó dos meses de prisión preventiva.

Fundamento. En la resolución de la Inspección Judicial, se explicó que el hecho de que el Tribunal de Juicio cambiara las medidas fue porque las condiciones del imputado habían variado.

“El Organismo de Investigación Judicial rinde un informe, en el cual indica que el propietario del taller –donde el imputado aseguró tener empleo– había manifestado que el imputado laboró para esa empresa hacía como cuatro años y que en la actualidad no existía relación de ninguna naturaleza.

“En virtud de lo anterior, el Tribunal de Juicio consideró que el cuadro fáctico cambió completamente, pues se demostró que el encartado no tenía arraigo laboral, además de que era indicativo de que no tenía intención de someterse al proceso”, precisó el fallo de la Inspección Judicial.

Consultado sobre la resolución el juez Luis Guillermo Araya, este dijo que se enteró de la investigación por el fallo de la Inspección Judicial.

Lamentó que este tipo de acciones investigativas se inicien contra los jueces porque repercuten en futuros procesos.

Esto, porque –según dijo– los jueces van a preferir dictar una prisión preventiva antes de que la prensa informe de que un juez dejó libre a un sospechoso de narco.

En beneficio de la transparencia y para evitar distorsiones del debate público por medios informáticos o aprovechando el anonimato, la sección de comentarios está reservada para nuestros suscriptores. El nombre completo y número de cédula del suscriptor aparecerá automáticamente con el comentario.