Carlos Arguedas C.. 7 mayo, 2009
Pantalla completa Reproducir
1 de 4

La gerente de Alterra en el aeropuerto Juan Santamaría, Janelle Arias Gutiérrez, firmó en marzo un contrato para comprar junto con el mecánico de aviación, Simón Céspedes Hernández, el helicóptero TI-BBT, el cual, se accidentó el viernes en el cerro de la Muerte con 396 kilos de cocaína.

La negociación se hizo el 20 de marzo con el empresario hotelero Regis Charles Moreau, mediante un contrato de promesa de venta de acciones de la empresa Crecen MRJ S. A. y Cosri Holding Inc. Esta última es la dueña de la nave.

El documento privado fue autenticado por la notaria Sonia Arias Gutiérrez, informó ayer el abogado Carlos Ibarra, quien desde el lunes representa a Moreau.

Ibarra agregó que el precio de la venta es de $500.000 y que los compradores concretaron el pago del 80% del monto ($399.000). Con ese pago, añadió, los nuevos propietarios tomaron posesión del helicóptero el 28 de abril, tres días antes de que se accidentara.

Agregó que incluso se cambió el hangar en el cual guardaban el aparato, marca Bell, en el aeropuerto Tobías Bolaños.

Descargo. Janelle Arias, quien desde julio del 2001 labora para el gestor Alterra Partners como gerente del aeropuerto Juan Santamaría, admitió haber firmado el contrato para la compra del helicóptero y alegó que prestó su nombre a solicitud del piloto Edgar Arguedas, quien falleció en el percance.

Según Arias Gutiérrez, ella nunca tuvo la posesión del helicóptero y firmó el contrato para ganarse parte de una comisión del 5% por vender la aeronave.

Arias alega que al finalizar la venta, la titularidad del helicóptero se traspasaría a nombre de personas que ella desconocía.

Aunque también se intentó contactar al mecánico de aviación, Simón Céspedes, no contestó el teléfono celular. El martes se le llamó pero cortó la llamada cuando se le informó que era de La Nación .

Céspedes, quien aparece como empleado de Grecem, es la persona que llamó el viernes 1.° de mayo a una estación de Aviación Civil para informar que el helicóptero iba a dejar dos personas al hotel Pochotel en Turrialba.

Transacción. Carlos Ibarra dijo que la explicación sobre el negocio se hizo hasta ahora, pues Regis Charles Moreau, quien es propietario del hotel White House, en Escazú, debía recoger todos los documentos de la negociación para tenerlos como pruebas de descargo.

El abogado explicó que el trato consiste en vender las acciones tanto de Grecem MRJ y de Cosri Holding Inc. para lo cual se acordó que los compradores depositaran el dinero en cuentas que Moreau tiene en Estados Unidos. Precisó que todavía deben $101.000.

En el contrato de promesa de venta de acciones se concedió un plazo de seis meses a Regis Charles Moreau para traspasar los activos una vez que la suma sea pagada en su totalidad.

Carlos Ibarra manifestó que tiene a disposición de las autoridades todos los documentos, los cuales serán entregados en el momento en que los soliciten.

El helicóptero TI-BBT se estrelló el viernes cuando realizaba un vuelo entre la zona sur y el hotel Pochotel en Turrialba.

La aeronave había despegado en la mañana del aeropuerto Tobías Bolaños, en Pavas, y según informó el piloto Edgar Arguedas Alfaro a la torre de control se dirigía a Quepos para realizar varias fotografías. Aviación Civil informó desde el viernes que, además, de Arguedas en la aeronave viajaba German Trejo a quien se identificó como un fotógrafo mexicano.