Por: Carlos Arguedas C. 23 octubre, 2012
 La calle a El Roble, en Pérez Zeledón, está dañada. | ALEJANDRO MÉNDEZ.
La calle a El Roble, en Pérez Zeledón, está dañada. | ALEJANDRO MÉNDEZ.

La tormenta tropical Sandy, que se localiza en el mar Caribe, es la causante de las fuertes lluvias que desde ayer en la tarde afectan el Pacífico y el Valle Central.

Pese a los aguaceros, hasta anoche no se tenían informes sobre daños, comunicó la Comisión Nacional de Emergencias.

La entidad informó de que la zona de influencia se mantiene en alerta verde, al tiempo que se pidió a la población extremar las medidas de precaución, pues muchos suelos se mantienen saturados por el temporal de la semana anterior.

Precisamente, debido a esos aguaceros se produjo un hundimiento en la calle que comunica a la comunidad de El Roble con San Isidro de El General, en el cantón de Pérez Zeledón.

Según los vecinos, el camino cercano al río La Palma comenzó a presentar enormes grietas.

Otros riesgos. El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) informó de que la afectación por la tormenta tropical Sandy será de manera indirecta y se extenderá hasta mañana, pero con posibilidad de que se alargue hasta el jueves.

Mientras tanto, la CNE comunicó que hoy y el miércoles se podrían experimentar olas de hasta tres metros de altura en el Pacífico sur y de cerca de dos metros en el Pacífico central y norte.

Por eso se solicita a la población que vive en esas zonas, o acostumbra a visitar las playas, precaución, pues el oleaje será muy alto.

Según el oceanógrafo Omar Lizano, del Centro de Investigación en Ciencias del Mar y Limnología (Cimar), los oleajes altos se deben a la llegada de marejadas de fondo de tormentas remotas del Pacífico.