El Fiscal General hace llamado para que ofendidos realicen denuncias

Por: Carlos Láscarez S. 18 junio, 2013

El OIJ realizó un allanamiento en el Hospital Calderón Guardia. Foto: Archivo.
El OIJ realizó un allanamiento en el Hospital Calderón Guardia. Foto: Archivo.

San José (Redacción). El jefe de la Unidad de Nefrología del Hospital Calderón Guardia, de apellido Mora, fue detenido esta mañana por agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) y la Fiscalía como sospechoso de integrar una banda dedicada al tráfico de órganos.

El arresto del médico se dio mientras estaba en su oficina en el Hospital Calderón Guardia.

El Fiscal General, Jorge Chavarría, aseguró que Mora figura como el coordinador general de la actividad, de financiar las operaciones y confirmar las compatibilidades de los diferentes pacientes.

Chavarría agregó que en la Clínica Bíblica y en Clínica Católica se efectuaron algunas de las operaciones. Además, confirmó que ya se tienen identificados tres casos, donde figuran como ofendidos tres costarricenses, quienes obtuvieron al menos ¢10 millones como pago.

El Fiscal hizo un llamado para que otros ofendidos denuncien si obtuvieron dinero se hacen a denunciar para colaborar en la investigación.

También se arrestó a una oficial de Policía de apellido Cordero, quien fue operada por el mismo médico y luego fue el enlace entre el médico y las posibles víctimas.

En total se registraron diez allanamientos en los centros médicos, la casa de los dos sospechosos y varias clínicas privadas.