Unidad de Investigaciones de la Policía Profesional de Migración le sigue pista a resto del grupo

Por: Manuel Herrera 25 abril, 2013

San José (Redacción). Agentes de la Unidad de Investigaciones de la Policía Profesional de Migración realizaron dos allanamientos a las 6 a. m. de hoy con el fin de dar con una banda sospechosa de trata de personas.

Las irrupciones se realizaron en una vivienda en La Aurora de Alajuelita, donde se detuvo a la presunta líder de la banda, una mujer de apellido Díaz, de nacionalidad dominicana pero naturalizada costarricense.

El otro de los allanamientos se realizó en una vivienda cercana a la terminal de buses de Puntarenas, en el centro de San José, donde los agentes pretendían encontrar a otro de los involucrados, de apellido Peña, pero no fue hallado.

Freddy Montero, viceministro de Gobernación, recordó que le corresponderá a la Fiscalía y al Juzgado Penal de turno determinar las figuras penales por las que se acusará a la detenida Díaz y a su cómplice, al igual que otros miembros de la banda a quienes podrían capturar próximamente.

Montero explicó que desde julio del 2012 iniciaron las investigaciones por lo que le seguían el rastro a la banda.

En primera instancia, las pesquisas determinaron que la agrupación traía personas de nacionalidad dominicana y las ingresaban al país vía terrestre usando puntos ciegos de las fronteras de Panamá o Nicaragua.

“Esta banda les facilitaba a ellos (los dominicanos) la presentación de las solicitudes para la naturalización. Hacían simular matrimonios con costarricenses, falsificar y modificar documentos oficiales para presentarlos y lograr la naturalización”, explicó el funcionario.

Para realizar los trámites correspondientes, la banda cobraba hasta $15.000. También la fiscalía sospecha que ese grupo legitima capitales.

Según Montero hasta el momento manejan una cifra de entre 25 y 30 personas –mayoritariamente mujeres– que ingresaron al país a través de esa banda.

Nota del redactor: La información fue actualizada posterior a su publicación.