Desastres

Volcán Turrialba hizo erupción durante un minuto

Emanación la detectaron los aparatos sísmicos este viernes a las 11:30 a. m. Mal tiempo no permitió observar el evento

El volcán Turrialba registró este viernes una erupción de un minuto de duración, según confirmó el Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori).

La entidad científica comunicó que por el momento se desconoce la altura que alcanzó la columna debido a que las condiciones climatológicas impidieron cualquier observación.

La emanación quedó registrada a las 11:30 a. m. en los aparatos instalados en los alrededores del cráter, los cuales están conectados directamente con los instrumentos que tiene el Ovsicori, en sus instalaciones de la Universidad Nacional (UNA) en Heredia.

Según los registros la emanación de gases se mantuvo durante un minuto. Por el momento, los pobladores que viven cerca del coloso no reportan la caída de ceniza ni olor a azufre.

Aunque no está confirmado, los científicos presumen que podría tratarse de una erupción freática provocada por las fuertes lluvias de los últimos días.

Este tipo de eventos ocurren cuando entran en contacto el agua subterránea, el agua llovida y alguna fuente de calor magmático.

El domingo 14 de junio, el Turrialba generó una erupción hidrotermal a las 12:18 a. m., la cual levantó una columna de ceniza y gases de aproximadamente 300 metros.

El evento fue escuchado por vecinos de La Pastora, La Central y Monte Calas, poblados ubicados cerca del volcán. Ellos primero oyeron un fuerte retumbo y poco después notaron caída de cenizas en un rango de dos a tres kilómetros hacia el suroeste del cráter.

Javier Pacheco, investigador del Ovsicori, indicó que esa era la primera erupción de este año en ese volcán y que no se descartaban otras.

Pacheco señaló que en el fondo del cráter todavía hay rocas por encima de los 500 grados Celsius, que reaccionan al entrar en contacto con el agua llovida.

Como el sistema hidrotermal del coloso se saturó por las fuertes precipitaciones y el agua llegó hasta la roca caliente, inmediatamente se evaporó de golpe y produjo esa erupción.

La energía que activa estas explosiones proviene del magma que subió en el ciclo eruptivo ocurrido entre el 2010 y el 2018.

“Todos los volcanes son reservas de agua, tienen acuíferos muy grandes. En el Turrialba, al cesar la subida del magma, el acuífero se va recuperando.

“Al entrar el agua, genera presión en el sistema y esa presión abre grietas por donde pasa el líquido hasta llegar a la roca caliente”, sostuvo en aquella ocasión.

Carlos Arguedas C.

Carlos Arguedas C.

Periodista en la sección de Sucesos. Trabaja en La Nación desde el 2000 siempre en la cobertura de asuntos de Sucesos y Jurídicos.