Desastres

Secuencia de más de 40 temblores cerca de Golfito podría generar más sismos moderados

Actividad se debe a subducción de la placa del Coco en la microplaca de Panamá y suge en zona de mucho potencial sísmico

Los científicos no descartan que la secuencia de temblores registrada en Golfito y sus alrededores desde el domingo, y que se acentuó la noche del lunes, traiga más sismos moderados durante los próximos días.

De acuerdo con Esteban Chaves, sismólogo del Observatorio Vulcanológico y Sismológico de Costa Rica (Ovsicori), más de 40 sismos han conformado esta secuencia, de los cuales el más fuerte ocurrió el lunes a las 7:31 p. m. con una magnitud de 4,9 y una profundidad de 20 kilómetros.

El temblor principal fue sentido en Puerto Jiménez, Palmar Norte, Paso Canoas, Golfito, Buenos Aires, Puerto Armuelles, de Panamá, y también en varios puntos del Valle Central como Cartago, entre otros.

Luego, hubo al menos 13 réplicas con magnitudes de entre 2,9 y 4 grados. Algunas se registraron, la madrugada de este martes, en Valle Bonito de Golfito y otra a unos 14 kilómetros al suroeste de Charcos de Osa, en la península de Osa.

Para Ivonne Arroyo, coordinadora de la Red Sismológica Nacional (RSN), la actividad se considera normal, pues la zona sur es de las más activas del país y tiene potencial para sismos fuertes.

En Golfito hubo un temblor de magnitud 6,2 el 17 de agosto del 2018, el cual fue sentido a las 5:22 p. m. en casi todo el territorio y cuyas réplicas se mantuvieron por dos meses.

Varios puntos de la zona sur tales como Corredores y San Vito de Coto Brus registraron en aquella ocasión caídas de objetos.

Según Arroyo, los sismos de la actual secuencia en Golfito están sucediendo precisamente en el borde oeste de la zona donde se registró esa actividad del 2018.

En cuanto a terremotos, el último ocurrió en 1983 y los estudios geológicos en esa región permiten visualizar que cada 40 años se completa el ciclo para otro movimiento telúrico de esa naturaleza, por subducción de la placa del Coco.

Zona sur remecida

Este fenómeno surge solo 17 días después de un enjambre de temblores ocurrido al suroeste de punta Burica, en Pavón de Golfito, los cuales repercutieron en todo el Valle Central y incluso se sintieron en Quepos y Limón.

El 29 de enero pasado, se registró el evento más fuerte con una magnitud 5,9. El origen de esos sismos obedeció a la interacción de la placa del Coco sobre la placa de Nazca, en el extremo suroeste de nuestro país.

Marino Protti, sismólogo del Ovsicori, señaló que este enjambre y la actual seguidilla de temblores se relacionan porque ocurren en una misma zona, pero en un diferente segmento de la falla. Ambos puntos son distantes, pero están en el mismo cantón.

A inicios de este año, el 4 de enero, en punta Burica se había sentido otro temblor con magnitud 5,5 que ocurrió a las 6:55 p. m. Esa vez, también fue sentido en el Valle Central.

Más de 40 sismos, el más fuerte de magnitud 4,9 se han originado en el Golfo Dulce y alrededores, Golfito. Imagen: Ovsicori.
Hugo Solano C.

Hugo Solano C.

Periodista en la sección de Sucesos y Judiciales. Licenciado en Ciencias de la Comunicación Colectiva de la Universidad de Costa Rica.