Carlos Arguedas C., Eillyn Jiménez B..   17 noviembre, 2020
El nuevo disturbio se encuentra al sur del mar Caribe y esta sería el área de influencia según los pronósticos del CNH. Imagen tomada del CNH.

Un nuevo disturbio atmosférico ubicado al sur del mar Caribe centraba este martes la atención de las autoridades por su posible influencia sobre nuestro territorio.

El Instituto Meteorológico Nacional (IMN) en un boletín de prensa emitido a las 3:15 p. m., y firmado por Daniel Poleo, señaló: “los análisis actuales muestran que es más probable que no se desarrolle como ciclón tropical, aunque sí que derive en un reforzamiento de las precipitaciones en todo el país durante el fin de semana.

“Debido a esa posibilidad de baja presión y el posicionamiento de la Zona Convergencia Intertropical sobre Costa Rica entre viernes y sábado, existe posibilidad que durante el viernes en la tarde y todo el sábado se observe un reforzamiento de las precipitaciones".

Por su parte, el Centro Nacional de Huracanes (CNH) estimó que el disturbio atmosférico tiene una posibilidad de un 30% de que se desarrolle como ciclón tropical.

“Un área amplia de baja presión pudiera formarse en uno o dos días sobre el suroeste del mar Caribe. Parece que las condiciones ambientales para su desarrollo no están tan favorables como pensabamos anteriormente, pero un desarrollo lento es posible durante los próximos días, mientras el sistema se mueve lentamente hacia el oeste”, añade un informe emitido esta tarde.

Sobre este disturbió, la Comisión Nacional de Emergencias (CNE) informó de que se espera una mejoría de las condiciones climáticas para este miércoles y jueves, pero advirtió que las lluvias volverán el viernes y durante el fin de semana “debido a la cercanía de la Zona de Convergencia Intertropical, que es una característica propia de la estación lluviosa en la que estamos inmersos”.

Asimismo, se detalló que el IMN continúa dando seguimiento a una zona de inestabilidad localizada sobre el sur del mar Caribe. “Sin embargo, la probabilidad de su formación se ha visto disminuida en las últimas horas, manteniendo un 30% de probabilidades a convertirse en una depresión tropical en los próximos 5 días”.

El viernes anterior se produjo un deslizamiento que cortó el paso al distrito de Mercedes Sur en Puriscal, informó este martes la CNE. Foto; Cortesía de CNE

Secuelas de Iota

La CNE informó de que como secuela del huracán Iota se tiene que de la noche del lunes y primeras horas del martes, se registraron un total de 14 reportes por inundaciones.

La zona que presentó mayores lluvias fue el Pacífico sur en los cantones de Corredores, Buenos Aires y Coto Brus, donde se presentaron inundaciones de variable intensidad y ríos crecidos.

Los ríos en la zona sur se mantienen vulnerables, ya que algunos diques presentan serias afectaciones, razón por la cual la CNE hizo un llamado a la población a permanecer alerta.

Alexander Solís, presidente de la CNE, insistió en que algunas zonas del país se mantienen muy vulnerables por la saturación de los suelos debido a las lluvias de las semanas anteriores.

Por lo tanto, insistió en la necesidad de mantener mucha vigilancia en las comunidades ubicadas cerca de ríos o laderas inestables.

En la actualidad se mantienen 88 personas en 7 albergues. La mayoría están en Santa Cruz de Guanacaste, donde se atiende un total de 81 personas; también hay siete personas en Alajuelita.

CNE mantiene alerta naranja todo el Pacífico y zona norte. En tanto, la alerta amarilla permanece en el Valle Central y la alerta verde en la vertiente del Caribe.

En tanto, el huracán Iota convertido ahora en depresión tropical se encontraba a 125 kilómetros al este de Tegucigalpa, Honduras con vientos de 95 km/h. Se espera que degenere en un remanente de baja presión este miércoles, según el CNH.

Los aguaceros de las últimas semanas también dejaron secuelas en el distrito de Qutirrisí, en el cantón de Mora en San José. Foto: Cortesía de CNE