Eillyn Jiménez B., Katherine Chaves R.. 9 noviembre
El incendio fue atendido por la unidad M–71 y T–04 de Bomberos de Alajuela. Foto: Tomada de redes sociales
El incendio fue atendido por la unidad M–71 y T–04 de Bomberos de Alajuela. Foto: Tomada de redes sociales

Una mujer de 47 años falleció quemada este sábado por la mañana, cuando intentó salvar a sus perros de un incendio en su vivienda.

Los hechos se registraron a las 11:19 a. m. en la urbanización Gregorio José Ramírez, en Alajuela, según confirmó el Cuerpo de Bomberos.

De acuerdo con las autoridades, la víctima ya había abandonado el inmueble, pero regresó por sus perros. En ese momento, la estructura colapsó y ella no pudo volver a salir.

Bomberos manifestó que fue durante la inspección de la vivienda, de 80 metros cuadrados, que encontraron el cuerpo.

“Cuando los bomberos llegaron a la escena encontraron una vivienda de 80 metros cuadrados con fuego. Al realizar las labores de búsqueda de posibles personas dentro de la estructura, hallaron a una mujer adulta sin vida”, informó la institución.

Tanto la casa como otros dos aposentos de 10 metros cuadrados cada uno fueron consumidos por las llamas en su totalidad.

Se desconoce si la vivienda tenía una salida trasera, así como lo que ocurrió con los perros.

La fallecida fue identificada como Shirley Vanesaa Navarro Ramírez, de 47 años y madre de tres hijos.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) se encargó del levantamiento del cuerpo e informó de que se debe esperar el resultado de la autopsia para determinar la causa de muerte.

El deceso de esta mujer llega a engrosar la lista de fallecidos en incendios. Según los datos oficiales del Cuerpo de Bomberos, a la fecha, la cifra llega a los 14.

La primera víctima fue identificada como Ronaldo Abrego Venado, de 20 años, quien murió calcinado el 22 de enero en Dota.

Abrego intentó encender una cocina de gas, pero resultó con graves quemaduras. Él fue trasladado al hospital San Juan de Dios, donde murió ocho días después.

Casi un mes después, falleció Lindberg Ceferino Vega Arias, de 51 años, quien era trabajador de la municipalidad de Abangares.

Él estaba en su casa la madrugada del 27 de febrero en Guanacaste, cuando un corto circuito causó un gran incendio.